foto ajena a la informacion

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha asegurado que las bodegas vascas de Rioja Alavesa o de txakoli que hayan tenido pérdidas por la pandemia tendrán ayudas, ya sean estatales o con recursos propios de Euskadi si las primeras no son suficientes.

Preguntada por el destino de los 218 millones en ayudas directas que el Gobierno de España destinará a Euskadi (de un fondo total de 7.000 millones), Tapia ha explicado que en este momento se está haciendo «una valoración exhaustiva» de cómo se podrá hacer llegar este dinero a las empresas afectadas por la crisis.

Se ha referido de manera específica al sector del vino, que en un primer momento quedó fuera del reparto, aunque el Ejecutivo central decidió después permitir que las comunidades autónomas pudieran ampliar los sectores beneficiarios.

La consejera ha asegurado que si los 218 millones no alcanzan para compensar al sector vasco del vino, el Gobierno autonómico complementaría las ayudas estatales con recursos propios. Las bodegas de Rioja Alavesa y de txakoli que han tenido pérdidas por la pandemia van a ser atendidas, ha prometido.

La superficie de viña en Euskadi alcanzó 14.498 hectáreas la campaña 2019/20

La superficie de viñedo alcanzó 14.498 hectáreas en Euskadi en la campaña 2019-2020 y su potencial productivo fue de 14.768 hectáreas, según datos difundidos este martes por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

En el conjunto de España son 944.478 hectáreas las dedicadas a viñedo y su potencial productivo vitivinícola llega a las 989.279 hectáreas, lo que supone un 0,6 % menos que en la vendimia anterior. El 96 % de esta superficie está en territorios protegidos por alguna denominación de calidad.

El potencial de producción vitícola se compone de la superficie plantada de viñedo, que representa el 96 %, y de los derechos y autorizaciones sin ejercer.

Los datos recogen las informaciones de las comunidades autónomas (CCAA) correspondientes a la campaña 2019-2020, que terminó el pasado 31 de julio.

En 2020 se concedieron autorizaciones para 4.750 hectáreas de nuevas plantaciones, para 17.688 hectáreas en replantación y para 1.242 hectáreas como conversión de derechos de replantación.

El informe resalta un descenso de las explotaciones vitivinícolas, hasta las 555.475, y un incremento de la superficie media por explotación.

El 69 % de las explotaciones tienen menos de media hectárea y, en conjunto, cuentan con el 6 % del viñedo, mientras que el 4 % de las explotaciones superan las 10 hectáreas y suman el 59 % del viñedo nacional.

La airén es la variedad de uva de vinificación cuyo cultivo ocupa mayor superficie en España (204.507 hectáreas), pero en descenso; le sigue la tempranillo, en ascenso.

Las variedades más plantadas desde 2020 fueron: la tempranillo; la garnacha tintorera, seguidas de verdejo y syrah.

Por el contrario, disminuyó la plantación de uva airén, bobal y garnacha tinta.


Compartir

Dejar respuesta