Seguimos dando voz al ciudadano. Una madre vitoriana protesta en el Buzón Municipal y cuenta su historia. Ocurrió ayer en Vitoria, según ella. Todo ocurrió cuando ella se quedó fuera, y la niña de 6 años dentro de un autobús.

«Estamos acostumbrados que nos lleven a batacazos en TUVISA».
Tras dar información al Ayuntamiento sobre la hora, la línea y la matrícula del autobús, pasa a contar el relato.
«En la parada de la estación de autobuses, cerró la puerta golpeando el brazo de mi hija, ella quedó dentro y yo fuera.

La gente gritaba pero el conductor a lo suyo.

Cuando mi hija salió, temblaba, menudo susto, tiene seis añitos, no quise hablar con el chófer porque bastante asustada estaba como para presenciar una muy posible discusión.
Hay horarios que cumplir, pero antes estamos las personas.
Tanta prisa cuando era la segunda parada y no habíamos cogido ningún semáforo cerrado. Así fomentamos el uso del transporte público? No señores, así no. La seguridad es lo primero, el susto de mi hija y golpe, qué pasa? Hasta que no pase algo irreparable no se darán cuenta que tratan con personas».

Compartir

8 Comentarios

    • Que se vean a menudo no significa que sean menos graves. Habría que pararse a analizar por qué ocurren y ponerles remedio.
      Es un drama, porque la niña se lleva un susto tremendo, yo ya he visto sustos como ese, y son para preocuparse por las prisas que les obligan a tener a los conductores.
      Un poquito de empatía no estaría mal eh, señora.

Dejar respuesta