arañazos

Foto ajena a la información. Agentes de Policía Local detuvieron en la madrugada de ayer a un hombre de 41 años como presunto autor de un delito de violencia de género por agredir a su pareja, que acabó con arañazos.

Los hechos ocurrieron en torno a las 04:30 horas cuando dos llamadas al 092 alertaban de que una mujer, que había salido de una discoteca de la Plaza San Antón, había sido seguida a gritos por un varón hasta el parque de Molinuelo, donde podría haberla agredido.

Los agentes que se personaron en el lugar se entrevistaron con ambas partes que reconocieron haber mantenido una fuerte discusión y un forcejeo en el que el hombre había arañado a su pareja.

Por su parte, los testigos dijeron que habían intentado que el varón cesara su actitud, sin conseguirlo.

En vista de las manifestaciones, los agentes procedieron a la detención del varón que, tras la instrucción de las oportunas diligencias al Juzgado de Guardia, quedó en libertad.

Tráfico de drogas en plena calle

Agentes de Policía Local detuvieron la tarde del viernes a un hombre de 41 años como presunto autor de un delito de tráfico de drogas.

Los hechos sucedieron en torno a las 17:30 horas, en la calle Juan de Garay, cuando una patrulla no uniformada que realizaba labores de vigilancia observó cómo una mujer entregaba dinero a un varón y éste le introducía en la bolsa que portaba otra bolsa más pequeña.

Los agentes se dirigieron a ellos identificándose como policías para preguntar por lo que habían visto.

Si bien el hombre negó cualquier tipo de transacción, la mujer reconoció haber realizado la compra. En concreto se trataba de una bolsa con tres envoltorios blancos en su interior que contenían speed.

En vista de los acontecimientos, Policía Local procedió a la detención del varón que fue puesto en libertad tras la confección de las oportunas diligencias judiciales. También denunció administrativamente a la compradora.

Quebrantamiento de medida cautelar

Agentes de Policía Local detuvieron a primera hora del sábado a un hombre de 35 años como presunto autor de un delito de quebrantamiento de medida cautelar.

Los hechos sucedieron minutos antes de las 07:00 horas cuando una llamada al 092 alertaba de que una furgoneta circulaba en sentido contrario por la calle San Antonio.

Ya en el lugar, un testigo informó a la Policía Local de que una pareja, que se encontraba en las inmediaciones, acababa de bajarse de la furgoneta tras estacionarla.

Agentes municipales procedieron a la identificación de estas personas, comprobando que la mujer tenía una orden de protección respecto al hombre, medida que ambos habían quebrantado.


Compartir

1 Comentario

  1. La policía, en vez de multar a quien paga honradamente sus impuestos por cruzar la calle con el semáforo en rojo, podría hacer algo con el tráfico de estupefacientes, las agresiones y los robos.

    Parece que con unos se hacen los chulos y con los otros no son TAN valientes….

Dejar respuesta