El jugador de Kirolbet Baskonia Jayson Granger indicó este domingo que «después de tanto sufrimiento y ocho meses sin competir, es un regalo tener una segunda oportunidad para acabar la liga», por lo que intentará «disfrutar y hacerlo lo mejor posible».

Después de casi tres años de calvario y varias lesiones de larga duración, el base uruguayo apuntó en una rueda de prensa telemática que se encuentra «muy bien» y que «las sensaciones son muy buenas».

«Trabajé mucho durante este tiempo, en esta parte de confinamiento le puse una marcha más para llegar a este tramo final de la temporada y las sensaciones son positivas», dijo el charrúa, que se mostró muy motivado para arrancar la fase final de la Liga Endesa.

Destacó que los baskonistas pueden estar más acostumbrados que otros equipos a la hora de jugar tantos partidos seguidos por alternar Euroliga y ACB, por lo que espera utilizar esa experiencia a su favor.

«Siempre es especial jugar un derbi», manifestó Jayson Granger, que aunque recordó la derrota sufrida en Miribilla al comienzo de la temporada, matizó que «fue un partido complicado con un entrenador diferente», al tiempo que subrayó que «la dinámica hoy en día es distinta».

Granger valoró que «es importante empezar con buen pie» y advirtió que Bilbao ha hecho «una temporada magnífica», que nadie esperaba su actuación y puso en valor que tienen «mucho talento y grandes jugadores que juegan muy bien colectivamente».

El director de juego baskonista incidió en que «es muy importante empezar ganando» porque es una fase en la que «cada partido es una final y no hay margen de error».

Jayson Granger concluye su vínculo con el Baskonia después de tres años y aunque se desconoce si continuará en Vitoria, el base solo quiere jugar y no se ha parado a pensar en su futuro.

«Voy a disfrutar y hacerlo lo mejor posible y ya veremos lo que pasa de cara al futuro. Intentaré utilizar estar dos semanas para volver a sentirme jugador», remarcó el azulgrana, que como ya hicieron sus compañeros en otras comparecencias, subrayó que «el objetivo del Baskonia es llevar el título a Vitoria».

«Antes del parón estábamos en un momento de juego muy dulce y tenemos una oportunidad muy linda de hacer algo bonito», expresó.

Hasta ocho jugadores del Baskonia concluirán su contrato esta temporada, pero al margen de lo que suceda con cada uno de ellos, Granger se encargó de zanjar cualquier tipo de cuestión al respecto.

«Somos profesionales y sabemos lo que tenemos que hacer, estamos en Baskonia, es nuestro equipo y a habrá tiempo en verano para pensar en las oportunidades», aseguró el jugador, que aclaró que están centrados en lo que tienen que estar.

Desde que se recuperó, Jayson Granger se puso a las órdenes de Dusko Ivanovic por primera vez en su carrera profesional y el montenegrino le sorprendió «positivamente».

«Es un ganador nato y te exige el 200 %. Además es un entrenador que ha conseguido muchos títulos en estas competiciones cortas y tiene experiencia en jugar muchos partidos en poco tiempo», manifestó el uruguayo, y añadió que es un entrenador que les exprime «al máximo», por lo que esperan sacar su mejor versión para ganar colectivamente los partidos. EFE


Compartir

Dejar respuesta