Gobierno Vasco Vitoria-Gasteiz

El Gobierno Vasco ha presentado alegaciones ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) sobre la constitucionalidad de un artículo de la Ley de Instituciones Locales de Euskadi en las que asegura que en él no se establece una prevalencia del euskera sobre el castellano en su uso en los ayuntamientos.

El Departamento vasco de Gobernanza Pública y Autogobierno ha dado a conocer el contenido de las alegaciones que ha presentado ante la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJPV, después de que el alto tribunal vasco haya remitido a las partes una providencia para que aclaren sus posturas antes de adoptar una decisión sobre el recurso presentado por Vox contra un decreto que aplica lo regulado por la Ley de Instituciones Locales de Euskadi.

En sus explicaciones, el Gobierno Vasco alega que el artículo 6.2 de esta ley, aprobada por el Parlamento Vasco en 2016, no contraviene la Constitución al regular el uso de las dos lenguas oficiales en Euskadi ya que no limita el uso del castellano ni supone una carga para quienes no conocen el euskera.

En ese artículo se regula la lengua en que podrán ser redactadas las actas y los documentos emitidos por las entidades locales.

La Sala del tribunal considera que la ley impide presuntamente el derecho constitucional a utilizar el castellano libremente por los miembros de las entidades locales, mientras que el Gobierno Vasco recuerda que el Tribunal Constitucional ya ha sentenciado que las entidades locales pueden utilizar tanto el euskera como el castellano con normalidad, bien en las relaciones internas, en las relaciones entre ellas o en sus comunicaciones con los ciudadanos.

Recalca en las alegaciones que en la ley se establece que los ayuntamientos que opten por la usar el euskera deben arbitrar los «mecanismos pertinentes» para que se haga efectivo también el derecho de la ciudadanía a recibir tales comunicaciones en castellano «sin formalidades ni condiciones que supongan una carga u obligación en sus relaciones con la Administración pública».

El Departamento de Autogobierno indica que fue justamente esto «lo acordado por la Comisión Bilateral de Cooperación entre el Estado y el País Vasco» en enero de 2017 y que ello evitó la interposición por parte del Gobierno español del PP de un recurso de inconstitucionalidad.

En cuanto a las dudas del TSJPV sobre la presunta limitación al uso del castellano, el Gobierno Vasco considera que el alto tribunal «realiza consideraciones descontextualizadas», lo que causa «confusión» y le lleva a plantear una posible inconstitucionalidad.

En sus alegaciones, el Ejecutivo incluye los términos utilizados por el Tribunal Constitucional en su sentencia 82/1986, en la que afirma que los responsables locales «pueden alegar válidamente el desconocimiento de otra lengua cooficial» en aquellos supuestos en lo que se vean perjudicados sus derechos por la exclusión del castellano.

Insiste por tanto en que el artículo 6 «hace un reconocimiento expreso de la posibilidad de utilizar tanto el euskera como el castellano como lengua de tramitación y como lengua de servicio a la ciudadanía». EFE


Compartir

8 Comentarios

  1. Los regionalistas exnacionalistas y los onguietorristas exindependentistas, llevan décadas eliminado física y metafísicamente lo que fue Euskalherria. Una consecuencia evidente es la aplicación estricta de la ley de cooficialidad asimétrica. la lengua de los vascos ya no existe, sustituida por una jerga nivel a-2 ininteligible, usada mas que nada para conseguir algun punto para ser funcionarioaotomico y para hablar a infantes y mascotas. Pero los españoles hard y los españoles light aplican sus líneas rojas por si acaso se da el improbable caso de que alguno la transgreda y hable fluido e inteligible pero sin permiso donde no debe a quien no debe.

  2. En la Euskadi del apartheid se prima en todo a los euskaldunes y se discrimina a los ciudadanos castellano hablantes. No me creo la «moto averiada» que nos quiere vender el gobierno vasco.

    • Tu te puedes largar de España cuando quieras, y renunciar a la nacionalidad, pero no tienes valor. Naciste español y moriras español.

  3. el derecho de unos pocos no pude ser una obligacion para el resto
    el que queira euskera que lo pague pero deje al resto en paz que nos tratan pero que a los estrangeros en nuetra proiacasa

  4. Gota a gota, como aquella tortura oriental.

    No les parece suficiente la prevalencia del euskera en la entrada a webs institucionales, las ayudas, la conversión en guetos de los colegios públicos que no ofertan el modelo D, la escritura en negrita y en primer lugar en cartas, folletos y documentos oficiales, la protección desproporcionada a la hora de realizar las oposiciones, las subvenciones a escritores o editoriales que usan una lengua en vez de otra, el uso de tres de los cuatro canales de televisión amén de múltiples emisoras de radio privadas regadas con dinero público, las contribuciones en forma de propaganda en revistas euskaldunes, el meter con calzador el euskera en largas llamadas a Osakidetza, etcétera, etcétera.
    No contentos con ello, otras tres o cuatro vueltas de tuerca más al asunto. No ya gota a gota.
    Obligar al uso interno de las Administraciones locales, obligando a los funcionarios a que el «El euskera […] será lengua de servicio y lengua de trabajo de uso normal y general en sus actividades». Y a que «las convocatorias, órdenes del día, mociones, votos particulares, propuestas de acuerdo, dictámenes de las comisiones informativas, acuerdos y actas de los órganos de las entidades locales podrán ser redactados en euskera» siempre y cuando ningún concejal se oponga (señalamiento mediante, por supuesto). Ojo. Sólo en euskera. Nada de uno en negrita por delante y otro en grafía normal por detrás.

    ¿Hola? ¿Perdón? ¿Cómo se puede a explicar que el resto de ciudadanos no puedan conocer lo que ocurre en los plenos del Ayuntamiento si no conoce el euskera? ¿Cómo se va a poder obligar a un funcionario a que use un idioma en vez de otro?

  5. La mayoría de euskera parlantes, lo hablan mal y lo escriben peor. Lo digo con total conocimiento; y lo peor, es que derrochan sus esfuerzos para aprender el euskera y no aprenden a hablar y escribir el castellano. Un ejemplo claro lo tenesmos aquí, en Maroto.

Dejar respuesta