(EFE).- Los sindicatos ELA, LAB y ESK en Mercedes Vitoria han admitido hoy que los paros de una hora por turno convocados desde ayer no han logrado la «implicación deseada» por parte de los trabajadores, aunque las movilizaciones se mantienen.

Estos paros parciales se prolongarán hasta el viernes a pesar de que las centrales convocantes reconocen que el respaldo de la plantilla es «insuficiente para forzar un cambio de actitud en la posición de la empresa y algunos sindicatos» (en alusión a UGT, Ekintza y PIM) que tienen «la puerta abierta a un convenio en minoría».

ELA, LAB y ESK han lamentado el bajo apoyo de los trabajadores a los paros, aunque no han proporcionado «datos concretos de seguimiento» porque «no disponen de los medios necesarios» para poder hacerlo

Sin embargo, fuentes de los sindicatos no convocantes han precisado a Efe que los paros fueron secundados ayer por unos 150 trabajadores, cuando la plantilla está integrada en la actualidad por alrededor de 4.600 personas, por lo que consideran que la convocatoria ha sido «un auténtico fracaso».

A pesar de ello ELA, LAB y ESK han valorado el apoyo de aquellos trabajadores que «contra viento y marea» están secundando los llamamientos sindicales y se han reafirmado en que «no hay otro camino que la movilización y la lucha para dar la vuelta» a la negociación sobre el convenio colectivo, al tiempo que han advertido de que si la plantilla «no lo remedia», la situación «derivará en unas peores condiciones laborales».

En un comunicado estas tres centrales han responsabilizado a la dirección de Mercedes del «bloqueo a una auténtica negociación» porque «no respeta» a la mayoría sindical. Además, ha acusado a «parte del comité» (en referencia implícita a UGT, Ekintza y PIM) de tener «la puerta abierta para un acuerdo» y de no actuar con «un mínimo de lealtad».

La confrontación sindical en Mercedes estalló en mayo tras la destitución del presidente del comité, Iñaki Andrés, de UGT, por parte de ELA, LAB, CCOO y ESK, lo que ha provocado la existencia de dos bloques sindicales.

ELA, CCOO, LAB y ESK tienen 14 de los 27 representantes del comité, mientras que UGT tiene 9 y es la primera fuerza sindical en la planta.

CCOO no respalda los paros convocados aunque sí comparte el mismo diagnóstico de la situación de los sindicatos que han convocado los paros, que creen que en esta situación «no queda otro camino que la movilización de la plantilla», por lo que hoy mismo han hecho un llamamiento a que los trabajadores secunden las movilizaciones.


Compartir

Dejar respuesta