vino países

Las fuertes tormentas que descargaron ayer lunes en algunas zonas de la Rioja Alavesa han provocado en principio daños «de menor gravedad de la esperada» en los viñedos por lo que si no ocurren otros percances meteorológicos similares en los próximos días la cosecha será «una de las de mayor calidad de los últimos años».


Así lo ha confirmado el Servicio de Viticultura de la Diputación de Álava, cuyos técnicos han recorrido esta mañana la comarca para hacer un balance inicial de los daños provocados por las intensas lluvias, el granizo y el viento.

«Consideramos en principio que la tormenta de ayer afectará a la cosecha de manera limitada en Rioja Alavesa, lo mismo en cantidad que calidad, aunque pueden encontrarse focos concretos con una afección más importante», han concluido los técnicos.

Las localidades más afectadas han sido las de Lapuebla y Lanciego en los alrededores del casco urbano, y otros municipios han sufrido daños de menor entidad, concretamente Laguardia y Elciego en el área más próxima al Ebro.

En el resto de la Rioja alavesa la tormenta dejó una lluvia «de diferente intensidad», más grave en la zona oriental y apenas perceptible en los alrededores de Labastida.

El Servicio de Viticultura ha explicado que en Lapuebla y en Lanciego la tormenta dejó entre 30 y 35 litros en apenas una hora y el granizo y el viento rompieron hojas y alguna baya, quedando anegadas muchas fincas. 

No obstante, debido a que los racimos tienen en este momento el hollejo «de gran consistencia, sin apenas azúcar en el mosto», y a la dirección de la tormenta, los daños «parecen de menor gravedad de la esperada para unas precipitaciones tan intensas».

Por tanto, concluyen los técnicos, las lluvias afectarán a la cosecha «de manera limitada» en Rioja alavesa, lo mismo en cantidad que calidad, aunque, según reconocen, pueden encontrarse focos concretos con una afección más importante.

No obstante, aseguran que hay que esperar a ver la evolución de la planta ya que de momento los impactos que se aprecian en los racimos son solo los de los granos y hojas.

La meteorología de los próximos días será determinante, advierten, para la culminación de la cosecha aunque si no es adversa «será una de las de mayor calidad de los últimos años». 

En lo que se refiere a la salud de la uva, el último informe sobre la situación del viñedo en Rioja Alavesa del pasado 23 de agosto indica que no se han apreciado durante esta vendimia carencias o rebrotes de plagas o enfermedades que hayan producido daños significativos o que hayan supuesto dificultades para su control.

Ello ha hecho que se entre en la recta final de la vendimia con unas condiciones sanitarias «excelentes», con una baja compacidad (densidad) del racimo y rendimientos equilibrados, lo que según el Servicio de Viticultura y Enología de la Diputación de Álava, facilitará el ritmo de la maduración de la uva y el resultado final de la campaña.

El Servicio de Viticultura y Enología de la entidad foral alavesa analizá asimismo la situación del viñedo en la zona de Arabako Txakolina e indica que el estado sanitario de la uva es también «muy bueno» y que la cosecha se presenta abundante, con la sola excepción de las «contadas» parcelas que se vieron afectadas por las heladas primaverales. EFE


Compartir

Dejar respuesta