Había ganas de fiesta en la capital alavesa y los vitorianos lo han demostrado llenando la plaza de la Virgen Blanca para recibir al mítico Celedón que con su llegada ha quitado a la ciudad el corsé que le constreñía desde hacía tres años y se ha lanzado a la fiesta más esperada desde hace mucho tiempo.

Este año no toca decían en 2020 y 2021 los mandatarios locales y referentes de la sociedad vitoriana para recordar a los ciudadanos que la pandemia impedía actos multitudinarios como el de esta tarde que ha congregado a varias decenas de miles de personas, ávidos de jolgorio.

Pues este año sí toca, y vaya que ha quedado claro cuando a las seis de la tarde cinco mujeres, dos deportistas, una investigadora y dos profesionales en nombre de la lucha de las mujeres contra la desigualdad, han lanzado el txupinazo anunciador de las fiestas.

Se ha desatado la alegría y el muñeco del mítico Celedón, el aldeano del pueblo de Zalduondo que con su llegada a Vitoria anuncia el inicio de las fiestas en honor de la Virgen Blanca, ha comenzado a descender de los cielos, más en concreto desde la torre de la iglesia de San Miguel, hasta la abarrotada Virgen Blanca.

Al tocar el suelo ha aparecido el Celedón de carne y hueso, encarnado desde hace una veintena de veces por Gorka Ortiz de Urbina, que ha vuelto al inicio del recorrido, pero esta vez tocando tierra y tocado por miles de vitorianos.

Logrado su objetivo de regresar a la balconada de la iglesia de San Miguel, y a los pies de la hornacina de la patrona de la ciudad, el Celedón ha sido recibido por el alcalde de la ciudad, Gorka Urtaran, a quien ha anudado el pañuelo festivo a su cuello, después de hacerlo con las cinco txupineras.

En la balconada de la iglesia de San Miguel se han congregado políticos y representantes del mundo social, cultural y deportivo de la provincia y de Euskadi.

Entre otros, no han faltado al inicio de las fiestas la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria; la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal; el diputado general de Álava, Ramiro González; el presidente de las Juntas Generales, Pedro Elosegi.

Poco ha tenido que ver el aspecto, el color y el sonido de la plaza de la Virgen Blanca esta tarde con lo sucedido el 4 de agosto de 2020 y 2021, cuando solo pocas personas, policías y periodistas, transitaban por ella como consecuencia de la pandemia.

Esos días hubo tristeza y silencio, solo roto por algunos cánticos esporádicos de pocos vecinos de la plaza que se asomaron a sus balcones para recordar el día que era.

Ha vuelto a haber controles a la entrada de la plaza, pero no como los años anteriores para impedir el paso a los ciudadanos sino para que esta vez no introdujeran vidrios y objetos peligrosos en una concentración humana de tal calibre.

Hasta el próximo martes hay programados más de 300 actos festivos, algunos volverán a ser también multitudinarios como la procesión del Rosario de la Aurora, este viernes, día grande de las fiestas. EFE (Por Julián Negro)

FOTOS

 

 

 

 

Miles de personas con ganas de pasarlo bien abarrotan la plaza de la Virgen Blanca y sus aledaños

Vitoria-Gasteiz ha recuperado sus fiestas con un Txupinazo multitudinario. Celedón ha vuelto a bajar de la iglesia de San Miguel a las 18.00 horas tras un parón obligado por la pandemia de la COVID-19 y la ciudad se ha volcado con el inicio de La Blanca. “Había muchas ganas de recuperar las fiestas y eso se ha notado tanto en la afluencia al Txupinazo como en el ambiente que se ha vivido en las calles de la ciudad durante toda la jornada. Ha sido muy emocionante”, ha explicado el alcalde, Gorka Urtaran, en una primera valoración realizada en la balconada de San Miguel. Y es que la plaza de la Virgen Blanca y las calles y plazas cercanas se han visto repletas de miles de gasteiztarras con ganas de pasarlo bien y celebrar el regreso de las fiestas patronales.

Las mujeres han tenido un protagonismo especial durante el Txupinazo, y es que cinco mujeres valientes, comprometidas, luchadoras y referentes en su profesión han sido las encargadas de encender la mecha. Han sido las deportistas Elena Loyo y Ruth Brito, la hostelera María José Sáez de Cortazar, la comerciante Jaione Prado y la investigadora Arantza Navarro.

La limpieza, sin incidencias

El operativo de limpieza ha funcionado como un reloj en el tramo comprendido entre la Bajada de Celedón y las Solemnes Vísperas en honor a la Virgen Blanca, al entrar los equipos de la contrata a las 18.30 horas a realizar sus labores. 33 monitores y monitoras de Egibide han acompañado al equipo compuesto por 70 trabajadores y trabajadoras de la empresa de limpieza y a su maquinaria (una miniexcavadora, 7 barredoras, 6 baldeadoras, 3 camiones recolectores…). El trabajo se ha realizado sin incidencias reseñables, aunque se prolongará hasta la Procesión de Los Faroles.

Desde el Servicio de Gestión de Residuos han destacado la ausencia de incidentes en los accesos, destacando la alta concienciación ciudadana al no traer vidrio al evento y a la hora de depositar los residuos de forma separada en los contenedores. Los contenedores amarillos dispuestos en la plaza y los accesos han recogido un gran volumen de envases y todo el contenido recogido se reciclará íntegramente. También los residuos recogidos en la plaza, envases de plástico en su gran mayoría, se han llevado ya a la planta de clasificación para darles una segunda vida.

  

Fotos Ayuntamiento.



Dejar respuesta