Actualización: Primeras hipótesis sobre la muerte del trabajador en el Gorbeia

0
grobeia
IMQ – Marzo 19
entreseccion_noticia

EFE).- El trabajador de 61 años fallecido este miércoles en el centro comercial Gorbeia de la localidad alavesa de Etxebarri-Ibiña al caer a una depuradora ubicada en la zona de descarga pudo sufrir un desvanecimiento cuando se encontraba en la parte alta de dicho depósito, según las primeras hipótesis de investigación sobre su muerte.

Los hechos ocurrieron pasadas las siete de la tarde cuando una persona alertó a los servicios de emergencias de que un trabajador de mantenimiento había caído a una depuradora de ese centro comercial ubicado en el municipio de Zigoitia, pero cuando la ambulancia llegó al lugar el médico solo pudo certificar su fallecimiento.

Fuentes del Instituto de Seguridad y Salud Laborales (Osalan) han explicado a Efe que el lugar al que se precipitó este técnico de mantenimiento es un depósito en el que se recicla todo el agua que se utiliza en el centro comercial y que tiene cinco metros desde la parte alta hasta el fondo.

El trabajador al parecer estaba subiendo a la parte superior del depósito por unas escalerillas que tienen vallas y cuentan con «todas las medidas de seguridad» pertinentes, por lo que Osalan no descarta que fuese un «accidente laboral no traumático», es decir que el fallecido sufriese un desvanecimiento o tuviera un infarto, lo que provocó su caída.

Esa es una de las hipótesis con las que trabaja Osalan, uno de cuyos técnicos inspeccionó ayer las instalaciones y en principio consideró que las medidas de seguridad «se cumplían», aunque la investigación prosigue con la toma de declaraciones, las mediciones, la revisión del vallado de la depuradora y todas las pruebas que se consideren oportunas.

El cuerpo del fallecido fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia, cuyos resultados también pueden arrojar luz en esta investigación.

El sindicato ELA ha denunciado en un comunicado esta nueva muerte y, además de expresar su apoyo y solidaridad a familiares y personas allegadas de la víctima, ha señalado que «la siniestralidad laboral no es un fenómeno meteorológico imposible de evitar» y que «los mal llamados ‘accidentes’ laborales se eliminarían si se adoptaran las medidas necesarias».

Por ello, «ante la gravedad de la situación», ELA ha hecho una «llamada a la organización y a la movilización, con el objetivo de alcanzar unas condiciones de trabajo dignas, y erradicar de una vez esta lacra que en 2018 costó la vida a 67 personas» en el País Vasco y Navarra.

UGT, por su parte, se ha solidarizado en un comunicado con la familia, allegados y compañeros del trabajador fallecido y ha exigido a las administraciones una mayor vigilancia y control sobre las empresas, principalmente en los trabajos subcontratados.

Desde CCOO, la secretaria general en Euskadi, Loli García, asistirá este viernes en Vitoria a una asamblea sobe salud y seguridad en el trabajo y encabezará una manifestación y concentración frente a la sede de la patronal alavesa SEA para denunciar el accidente laboral. EFE

Compartir

Dejar respuesta