@bomberosaraba

El sindicato LAB ha denunciado la «pasividad cómplice» de las administraciones públicas ante las muertes en el trabajo como la ocurrida en una empresa de Oyón (Álava) y ha preguntado al Gobierno Vasco cuándo va a incluir los siniestros laborales mortales en su agenda política.

Este viernes ha fallecido en el hospital vizcaíno de Cruces el trabajador de 62 años que resultó herido muy grave, con quemaduras en gran parte de su cuerpo, a consecuencia del incendio registrado el pasado miércoles en la empresa química Kupsa de la localidad alavesa de Oyón.

LAB ha lamentado en un comunicado que este fallecimiento se ha conocido el mismo día en que varios sindicatos han protestado en Bilbao y Pamplona ante las patronales Confebask y CEN por los accidentes laborales mortales.

Con este último fallecido «son al menos 60» los trabajadores fallecidos en Euskadi y Navarra desde inicio de este año, y además, Joaquín Beltrán sigue desaparecido por el derrumbe del vertedero de Zaldibar desde el pasado 6 de febrero, ha recordado LAB.

Tras expresar su solidaridad y apoyo a la familia y allegados del trabajador fallecido en Oyón, LAB ha destacado que en 2020 y pese al estancamiento de la actividad económica no se han reducido las muertes en el trabajo.

Ha acusado a la patronal de «anteponer el beneficio económico a corto plazo» frente a la salud de los trabajadores pero también ha denunciado que «las administraciones públicas mantienen una pasividad cómplice».

«No realizan la vigilancia y el control adecuados, ni imponen las sanciones ejemplarizantes para que esta situación se pueda revertir», señala esta central, que aboga por «un nuevo modelo que priorice la vida y la salud de la clase trabajadora por encima del capital».

También Ezker Anitza-IU, Podemos y EH Bildu han expresado sus condolencias en las redes sociales por la muerte de este trabajador y han trasladado su pésame y solidaridad a la familia y compañeros del fallecido. EFE


Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta