Polar bear (Ursus maritimus) at winter in Svalbard, Norway

Polar bear (Ursus maritimus) at winter in Svalbard, Norway-Ole Jorgen

El centro de interpretación de los humedales de Salburua, Ataria, acoge un año más la exposición ‘GDT European Wildlife Photographer of the Year’. La muestra, que se podrá visitar hasta el próximo 21 de enero, la constituyen 84 obras premiadas por el jurado de este concurso, que celebra su 16 aniversario.

Durante este tiempo, el número de fotografías enviadas ha aumentado continuamente. De hecho, durante el año 2016 se recibieron casi 18.000 imágenes de 38 países, lo que convierte a este concurso en un componente bien establecido de la fotografía amateur y profesional europea. Y, al igual que en años anteriores, las imágenes premiadas siguen ilustrando la excelencia de la fotografía de la vida silvestre europea.

Las 84 fotografías seleccionadas son en la mayoría de los casos “sorprendentes, visualmente muy efectivas, poéticas y a veces hasta divertidas. Creadas sin la ayuda de la manipulación de imágenes, demuestran la belleza única de la naturaleza y, sobre todo, tienen una cosa en común: tocar el alma del espectador y despertar su conciencia ecológica. Asimismo, evocan la idea de conservar la naturaleza a través de la fotografía”, explican desde Ataria.

En esta edición del premio 2016, la fotografía ganadora general es del autor noruego Audun Rikardsen, quién muestra un tema clásico de la fotografía de la naturaleza: una orca emergiendo a respirar en la superficie del agua en una mañana oscura y muy fría. Su fotografía, titulada “Respirando en la noche polar”, crea una imagen poética y misteriosa, a la vez que frágil y concienciadora. Este retrato evoca el interés para mirar más de cerca el mundo, despierta la curiosidad por descubrirlo aún más e inspira pensamientos e imaginación propios de cada uno, aunque también refleja la situación real de las orcas, los llamados depredadores de alto nivel, que aunque no se consideran como una especie en peligro, sus poblaciones individuales están sufriendo grandes pérdidas.

Para muchos otros habitantes del mar, la situación es aún más alarmante. Numerosas especies se han vuelto raras, en peligro o se han reducido considerablemente en número. Las principales razones de ello son la sobrepesca, el cambio climático y la alta carga de nutrientes y contaminantes que arrojamos a nuestros mares.

Para mejorar la protección de los hábitat marinos, es necesario un equilibrio sostenible entre la preservación y la explotación, y por ello todas las administraciones para la Conservación de la Naturaleza señalan la importancia de proteger los océanos. No obstante, existen otros actores importantes para ello, como son los fotógrafos de la naturaleza, cuyas imágenes a menudo expresan este asunto

(foto de Mario Sánchez)

con más fuerza que muchas palabras.

El concejal de Medio Ambiente y presidente del CEA, Iñaki Prusilla, invita a toda la ciudadanía “a maravillarse con las mejores fotografías de la muestra de este año, que permanecerá en Ataria hasta el domingo 21 de enero”. El coordinador de Ataria, Gorka Belamendia, insta por su parte a los y las gasteiztarras “a acercarse al Anillo Verde para intimar de cerca con la naturaleza que puebla nuestro entorno cotidiano”.


Compartir

Dejar respuesta