foto ajena a la información

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la resolución del contrato de obras de los vestuarios del campo de fútbol de Aranbizkarra por incumplimiento tanto de los plazos a los que se comprometió la empresa adjudicataria como de la obligación principal del contrato.

El inicio del expediente para poner fin a este contrato permite a su vez poner en marcha de forma inminente una nueva licitación que permita culminar las obras pendientes. El departamento municipal de Territorio y Acción por el Clima está a punto de finalizar el proyecto para poder llevar a cabo la licitación de esta parte específica.

La construcción de los vestuarios, diseñados bajo estándar Passivhaus, fue adjudicada en diciembre de 2018 a la empresa LURGOIEN S.A. por un importe de 984.249 euros y un plazo de ejecución de 15 meses que comenzó con la firma del acta de replanteo, el 25 de marzo de 2019. A comienzos de 2020 las dificultades para que la empresa pudiera cumplir sus compromisos de pago a proveedores motivaron la puesta en marcha de un procedimiento de pago directo del Ayuntamiento a empresas subcontratistas de los trabajos con el objetivo de preservar la seguridad y evitar el deterioro de la construcción no finalizada. Todo ello ha permitido ejecutar trabajos por valor final de 469.926 euros.

Tras diferentes requerimientos y consultas con la empresa adjudicataria, una vez superado el plazo de ejecución y constatada la imposibilidad de cumplimiento de los compromisos adquiridos, se pone hoy en marcha el expediente de resolución del contrato, un proceso que contempla gestiones como la concesión de plazo de audiencia a la empresa afectada, la incautación de la garantía económica que se abonó al inicio de obras o la reclamación de daños y perjuicios.

A día de hoy están certificadas obras correspondientes a la cimentación, estructura, instalación de la cubierta, fachadas y divisiones, carpintería y acometidas, entre otros aspectos. Cuando finalicen los trabajos, el edificio contará con cuatro vestuarios colectivos y otros dos auxiliares, así como otros espacios y salas de utilidad para la gestión deportiva: una oficina de información y control, aseos para deportistas y para el público asistente a los eventos deportivos, dos almacenes de material, una sala para uso de entidades deportivas y otra donde irán alojadas las instalaciones de agua caliente sanitaria, calefacción, etc.


Compartir

Dejar respuesta