¿Éxito, fracaso? Visiones de la huelga del metal en Vitoria
foto altel

Los sindicatos ELA, CCOO, LAB, USO, CGT y ESK han calificado de «éxito total» la primera de las tres jornadas de huelga convocadas este mes en el sector del metal de Álava para exigir un convenio digno algo que para la patronal ha sido un «absoluto fracaso» porque «solo ha contado» con un seguimiento del 7,8 %.

Las seis centrales han convocado este miércoles y los próximos 24 y 26 de mayo paros en el sector del metal alavés ante el inmovilismo de la patronal SEA en la negociación del convenio. En la jornada de hoy una manifestación ha recorrido el centro de la capital alavesa para hacer visible sus reivindicaciones.

EJEMPLO

Un ejemplo se ha dado en Altel (foto superior), empresa de mantenimiento de infraestructuras de comunicación y contrata de itelazpi, que se han concentrado a las puertas de las instalaciones del gestor de infraestructuras público vasco, como una de las movilizaciones programadas reclamando un convenio digno, por la recuperación del poder adquisitivo, en defensa de sus puestos de trabajos.

DISCREPANCIAS EN LAS VALORACIONES

Las centrales convocantes no han dado datos concretos de seguimiento pero han hablado de «éxito total» y de «huelga histórica» en el sector.

No así la patronal SEA que en una nota ha calificado la misma de «absoluto fracaso» con un seguimiento cercano al 8 % de los cerca de 25.000 trabajadores afectados por el convenio del metal llamados a la huelga.

«Según las 406 empresas consultadas por SEA, la jornada laboral se ha desarrollado con normalidad en todos los polígonos de Vitoria y la incidencia de las movilizaciones solo ha tenido un ligero reflejo en la actividad diaria de algunas de las empresas del Valle de Ayala», ha precisado la patronal.

PIQUETES

SEA también ha condenado la actuación de los «piquetes informativos» que han intentado «evitar» la entrada de trabajadores en la planta de Mercedes de Vitoria, la empresa más grande del País Vasco con unos 5.000 operarios, y la «falta absoluta de responsabilidad» que los sindicatos están mostrando en la mesa negociadora al mantener un «inmovilismo total en sus planteamientos maximalistas».

La patronal ha instado a las centrales a reconsiderar sus posturas y a avanzar en la mesa en un acuerdo «realista acorde con la situación del sector».

Por su parte, ELA ha tildado la huelga de «histórica» y ha censurado los excesivos servicios mínimos fijados en grandes empresas como Sidenor, Tubacex y Tubos Reunidos.

En declaraciones a los medios de comunicación antes del inicio de la marcha en Vitoria, tanto el representante sindical de ELA Ioritz Iglesias como el de CCOO Luis Mouliaa de CCOO han hecho un balance «muy positivo» del seguimiento del paro en las pymes pero también en grandes empresas como Mercedes, que ha tenido que parar la producción «en más de un momento» y Sidenor.

Mouliaa ha añadido que hoy demuestran que son un «sector unido» y que están reafirmando en la calle las exigencias que están poniendo en la mesa de negociación, que entre otras reclamaciones pasan por una reducción horaria y una actualización de los salarios, porque llevan acumulada una pérdida adquisitiva del 11,6 %. Ha hecho además un llamamiento a SEA para que cambie de actitud en la mesa y cuanto antes se vuelva a sentar a negociar.

Igor Chillón de LAB ha destacado el «éxito total y absoluto» de este primer día de paro y ha dicho que el objetivo es lograr un convenio digno que responda a los problemas que tiene el sector. Ha añadido que por el momento no está prevista una nueva reunión hasta el 3 de junio y que seguirán con las movilizaciones y huelgas previstas.

Los manifestantes han marchado tras una pancarta en la que se podía leer en euskera «El sector del metal alavés en lucha. Por un convenio digno» y han coreado lemas como «SEA escucha estamos en la lucha» y «La lucha es el único camino». EFE



2 Comentarios

  1. Los sindicatos son como.las televisiones, están muertos y no lo saben .
    Las próximas generaciones les darán la espalda a estos políticos de segunda división ,quedan los que quieren vivir del cuento.
    Hay motivos para la protesta , como los contratos basura y la eventualidad….. pero están muyyyyy alejados de la situación que se vive en 2022, y nunca van a generar empleo ni oportunidades.
    En mi empresa que es la más grande de Álava ,sus representantes en un 95% son unos jetas vagos y sinvergüenzas.
    Desafiacion masiva y votos en blanco para hacerlos desaparecer.

  2. Lo que se ha vivido a la entrada de la fabrica Mercedes es de autentica vergüenza. Un grupito nutrido de matones con un megáfono insultando a diestro y siniestro a quien no piensa como ellos. Todo ello permitido por la Ertzainza, quien ha dejado que haya distancia de contacto físico y ha permitido los insultos de esta banda de acosadores.
    Por cierto, no estáis acostumbrados a que os devuelvan los insultos, iros acostumbrando. En manada sois muy valientes, en persona perdéis toda esa arrogancia.

Dejar respuesta