¿Último gran discurso del Diputado General de Álava?
jjgg alava

El diputado general de Álava, Ramiro González, ha advertido de que, tras el fallecimiento de dos personas este domingo en Lanciego por haber inhalado el gas tóxico de la fermentación de la uva, «es inevitable» que haya «miedo» al ‘tufo’ entre las miles de personas que participan estos días en la vendimia.

En Radio Euskadi, González ha afirmado que después de «la fatal noticia» de ese accidente en la bodega familiar Crespo Zabala de la Rioja Alavesa, «ayer fue un día muy duro» en esa localidad y ha recordado que hacía tres años que no ocurría algo parecido, al tiempo que ha expresado sus condolencias a «la familia y al pueblo».Ha constatado que las bodegas «ponen medidas para disminuir el riesgo» de siniestros por inhalación del conocido como «tufo del vino» y «hay menos casos que antes».

Sin embargo, «en plena vendimia» ese accidente provoca que «todas las personas que participan en la recogida y llevaba de la uva a bodega estén más preocupadas y con miedo a lo que pueda ocurrir».

«Es verdad que hay medidas tecnológicas al alcance de las bodegas» para prevenir esos siniestros, si bien «lo cierto es» que el tufo «ni huele, ni da ninguna pista» de que está ahí «y el miedo es inevitable», ha constatado.

Además, el diputado general ha opinado que las decisiones del Consejo Regulador de Rioja para aumentar la producción de la uva «no han sido las correctas» y el sector afronta «una crisis de superproducción», por lo que ha pedido «repartir el coste de esa crisis» para que no recaiga en el pequeño productor.

Según ha insistido, que «se dé un buen precio y una garantía» al productor para que conozca el precio al que le van a pagar en los próximos años, y ello requiere «un pacto para tener unas condiciones en las que sea rentable mantener las viñas», ha planteado.

Por otra parte, ha descartado que en Euskadi haga falta «una revolución fiscal» porque con el actual sistema impositivo «ya paga más quién más tiene», si bien ha opinado que se pueden hacer algunas mejoras que repercutan en «la competitividad y los servicios públicos».

Ha confiado en que el impuesto a las grandes fortunas se apruebe y se empiece a aplicar este mismo año en Álava, con el apoyo en Juntas de PNV y PSE «y de formaciones que están a la izquierda» porque con el PP «parece que no se puede ni tan siquiera hablar» sobre esta cuestión. EFE



Dejar respuesta