Por Alvaro Martínez

Se ha consumado el despropósito. La falta de compromiso con el futuro de Vitoria y Álava. No habrá presupuestos en el Ayuntamiento como acaban de decidir los concejales esta mañana en Pleno. Y lo peor de todo es que la decisión se tomó en Bilbao por parte del PNV.

El pacto entre PP y PNV de los últimos años para acelerar los proyectos del Territorio toca a su fin. Hay elecciones en unos meses y ya no vale la responsabilidad. Solo valen los votos. Y es legítimo, que conste.

Pero que las decisiones de lo ocurrido hayan arrancado en Bilbao, resulta a todas luces intolerable.

Conviene hacer memoria. Ya el pasado año, el PNV permitió a Javier de Andrés sacar las cuentas anuales por una orden vizcaína: un cambio de cromos. Si los nacionalistas alaveses ayudaban al PP en la Plaza de la Provincia, los conservadores se abstenían en las JJGG de Gernika y, de esta forma, salían adelante las cuentas en el territorio vecino. Y así fue.

¿Que ocurriría este año? Y aquí está la tostada. Los responsables del PNV Alavés preguntaron a los suyos en Bilbao si tenían que hacer lo mismo para facilita las cuentas vizcaínas. Lo preguntaron en verano. Es decir, que la decisión la tomaban en Bilbao.

Al final la respuesta fue: «podéis hacer lo que queráis». Estaba consumada la instrucción. Gracias! Decía un dirigente en Vitoria.

Tras el permiso de papá partido, los jeltzales alaveses decidieron que había que enfrentarse a tope al PP porque EH Bildu les estaba ganando la batalla de los vasco, de la pelea, de las declaraciones públicas… Y es que las encuestas hablan de que la izquierda Abertzale puede ser alternativa en la victoria por primera vez en el Territorio.

Esta es la cruda realidad. Si a Urtaran le hubieran dicho en Bilbao que hay que apoyar al PP, hoy se hubiera puesto a la cabeza de la manifestación. Ni lo duden.

Por cierto, Gorka, ¿que es de aquel presupuesto que ibas a presentar con las peticiones y el compromiso de las organizaciones sociales de Vitoria? Se ha quedado en un titular de prensa. El gran presupuesto de la participación.

Ah, y que no les engañen, unos presupuestos los puede presentar cualquier partido. Pero para eso hay que trabajar muchas, muchas horas desde cero. Si ahora les cuentan películas de porqué no se debaten mis enmiendas (poco trabajo) es porque no presentaron su propio proyecto íntegro.

PSE y EH Bildu dijeron hace tiempo que anunciaron que votarían en contra. Así que ahora que nadie se sorprenda. La pelota siempre estuvo en el tejado del PNV de Vitoria, perdón de Bilbao. Nuevamente, los nacionalistas alaveses son los recaderos de la capital vizcaína.



7 Comentarios

  1. En fin, ya hemos visto que Maroto paga esta web. Urtaran no es santo de mi devoción pero si Maroto paga una web solo para darle caña es que le tiene mucho miedo, yo votaré a quien más posibilidades tenga de quitar a Maroto y parece claro que ese es Urtaran

  2. Pues a mi Urtaran tampoco me gusta, pero le voy a votar, que la web de propaganda pepera que paga Maroto le ataque de este modo me va a hacer votarle

Dejar respuesta