EFE).- ELA y LAB han rechazado la consulta «sin garantías democráticas» a la plantilla de Mercedes Vitoria sobre el preacuerdo del convenio colectivo y ha instado a la dirección a retomar la negociación para llegar a un nuevo acuerdo.

Los 4.997 trabajadores de Mercedes estaban llamados a una consulta sobre el convenio, que la dirección había pactado con UGT, Ekintza y PIM, pero no cuenta con el respaldo de los sindicatos que tienen mayoría en el comité de empresa (ELA, LAB, CCOO y ESK).

El 53,5 % de la plantilla apoyó ayer el preacuerdo (2.241 votos), frente al 45,45 % que lo rechazó (1.904). Hubo además 44 papeletas en blanco (1,05 %) y 73 votos nulos. Las participación fue del 85,29 %.

ELA ha denunciado hoy que el referéndum se desarrolló «sin las mínimas garantías democráticas» porque sólo los sindicatos firmantes controlaron los censos y las urnas, se aceptaron votos de unos 650 mandos y trabajadores fuera de convenio y se «presionó» a los temporales para que participaran.

Todo ello, ha sostenido el sindicato en una nota, con «el objetivo de intentar legitimar el proceso con una alta participación» y de dar un «barniz democrático» al acuerdo.

«El resultado de esta votación no convierte de ninguna manera al acuerdo firmado en minoría en un acuerdo aceptado por la mayoría de los trabajadores», ha afirmado ELA.

En la misma línea LAB ha considerado que tras la consulta «queda claro el rechazo» al preacuerdo. En este sentido ha argumentado que si se suman los votos negativos, nulos, blancos y la abstención (opción que esta última por la que abogaban ELA y LAB) el resultado es que el 55,15 % de los trabajadores no ha apoyado el texto, frente al 44,85 % que sí.

«Pese a que algunos sectores se empeñen, 2.241 votos afirmativos de una plantilla de 4.997 no es la mayoría», ha afirmado LAB, que al igual que ELA ha denunciado que «se había incluido en el censo a decenas de jefes de departamento y personal excluido del convenio» y que «se ha presionado a los eventuales».

Los sindicatos que firmaron el acuerdo celebran hoy una reunión para analizar los resultados de la consulta. Fuentes de estos sindicatos reconocieron ayer a Efe la existencia de un elevado porcentaje de la plantilla que rechaza el texto, por lo que consideran necesario estudiar los pasos a dar a partir de ahora.

El preacuerdo del convenio contempla una vigencia hasta 2020 y una subida salarial del 1,8 %, además de plantear una paga de 350 euros a su firma. El texto también recoge que 1.000 trabajadores eventuales de la plantilla pasen a ser fijos: unos 500 el primer año y 125 por cada año de vigencia restante.



Dejar respuesta