El

Norte Exprés sigue recogiendo la voz de los ciudadanos. Hoy, la denuncia en redes sociales del comportamiento de un niño camino de Bilbao. Al parecer, el chaval está gritando sistemáticamente en un tren de Renfe y hay usuarios a los que no les gusta su comportamiento, pero que señalan a los progenitores.

Un pasajero preguntó a la madre «si el niño en cuestión iba a gritar hasta llegar a Bilbao. Quedan 3 horas más». Cuestión que supuso el «enojo» de la responsable.

Lejos de terminar ahí la disputa, en «otro ataque del niño gritón» un ciudadano espetó: «A todos los que estamos aquí no nos molesta el niño, nos molesta que no le hayas educado ni una sola vez».

A partir de ahí, la petición a RENFE: «Es urgente que haya vagones exclusivos para padres y madres con sus criaturas». Los que no tienen hijos «exigimos el derecho a viajar en paz. Es injusto tener que compartir tren con infantes hiperactivos y pegajosos si no descendieron de mi útero. Háganse cargo», concluye.

 



Dejar respuesta