El Gobierno Vasco ha tardado más de un año en pronunciarse y apoyar la llegada a Vitoria de fondos europeos para mejorar la ciudad.

En noviembre de 2013, los ejecutivos Iñigo Bilbao y Luis Andrés Orive se reunieron con el Gobierno autónomo para solicitar actuaciones a financiar desde Europa dentro del anillo verde interior vitoriano, en un proyecto estratégico de ciudad.

El retraso gubernamental lo ha confirmado el alcalde de la ciudad, Javier Maroto, a Norte Expres, que asegura haber presentado varias ideas en noviembre de 2013 y que hasta hace dos días solo tenían la callada por respuesta.

Maroto se refería a que el portavoz del PNV, Gorka Urtaran, presentó anteayer públicamente la  idea de rehabilitar mil pisos en Coronación con ayudas de la UE. Primera noticia del apoyo gubernamental, a través del PNV, para recabar dinero europeo.

Que el Gobierno Vasco no es muy rápido con las cuestiones vitorianas es una obviedad, pero que tarden más de un año en responder a las solicitudes municipales pasa la línea de lo razonable.



Dejar respuesta