entreseccion_noticia

Seguimos dando voz al ciudadano. Ahora con una Carta al Director llegada a nuestra redacción que publicamos íntegra:

 

«Como paseante de esta hermosa ciudad, llevo observando desde hace años como en el centro de la ciudad se reparan casi a diario las calles cambiando baldosas, en Postas hay ya un equipo fijo (los del BAI) empienzan en la calle la Paz terminan en la Virgen Blanca y vuelta a empezar, y si no hay mucho tajo a la calle Dato y vuelta ha empezar».

«Lo mas curioso es que está el suelo hecho unos zorro, mas baldosas rotas, mas caidas para los transeuntes, mas pleitos para el ayuntamiento y seguimos sin aprender que quiza no es rentable tener baldosas, pero no quiero pensar que igual alguna persona le interesa el negocio.

Hay ejemplo como otras calles con un firme liso es mas barato comodo y menos peligroso (ejemplo la calle San Prudencio) y mas duradero.

Hoy en dia hay materiales en forma de pasta o asfalto mas barato y colorido que el negro de toda la vida lo he visto en varias ciudades y se puede imitar a badosas (ejemplo el barrio de Heraclio Fournier).

Solo pido que la persona responsable del Ayuntamiento empiece a pesar ya que es su misión y empecemos a ahorrar dinero y tener unos paseos seguros».


Compartir

3 Comentarios

  1. Las quejas están bien. Pero tienen el riesgo de imputárlas a la actual corporación municipal. Cuando las deficiencias ya vienen de largo y la carencia de visión de futuro y de gasto cabal ya ha sido, lamentablemente, práctica habitual. Y de despilfarro.

  2. ¿Y no sería más lógico que se prohibiera el paso a vehículos pesados, semi-pesados y comerciales de todos los tamaños, que son los causantes principales de la rotura de esas baldosas?. Pero si hay más tráfico en esas calles (que se supone son peatonales), que en la Gran Vía de Bilbao en obras.

  3. Las baldosas están rotas, sueltas y desniveladas en toda la ciudad, poco sucede para cómo está el suelo de la ciudad,no voy a decir que su mantenimiento este abandonado pero no es el correcto y para que se llegue a reparar parece que es necesario que los ciudadanos notifiquen los deterioros para que luego se valore si es necesaria esa reparación.

Dejar respuesta