fracasos lonjas centro dato
Urteim Urirate

El comercio minorista bajó en Euskadi un 3,5 % en 2020 por la pandemia

Las ventas del comercio minorista en Euskadi bajaron el año pasado un 3,5 % en comparación con 2019 debido a la pandemia a pesar de que en diciembre el sector se recuperó y las ventas subieron un 2,4 % interanual.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha explicado en un comunicado que la especial situación vivida en 2020 debido a la crisis sanitaria ocasionada por la covid-19 ha provocado que la evolución de los diferentes productos que forman parte de este indicador haya sido diferente entre sí y distinta en los diferentes periodos del año.

Tras el periodo del estado de alarma, con la desescalada y la llegada de la nueva normalidad se observó una recuperación generalizada, si bien esta recuperación no fue igual para todos los productos.

Todo ello ha provocado que a nivel nacional 2020 se haya cerrado con un retroceso que casi duplica al de Euskadi, al bajar las ventas un 6,8 %, lo que representa el mayor descenso desde 2012 y la ruptura de una racha de seis ejercicios al alza.

En cuanto al empleo en el sector, en Euskadi se registró un descenso del 1,2 % en diciembre, con lo que la pérdida de puestos de trabajo de todo el año alcanza el 1,4 %. Estos indicadores son en todo caso inferiores algo mejores que los del conjunto de España, donde los retrocesos fueron de, 3,7 y del 2,4 %, respectivamente.

Todas las comunidades autónomas registraron en 2020 descenso de ventas del sector minorista, con Canarias (-15 %) y Baleares (-14,6 %) a la cabeza. Las regiones con caídas más moderadas fueron Galicia (-2,5 %) y Castilla-La Mancha (−3,2 %).

En cuanto diciembre hubo alzas de las ventas en diez autonomías, con los mayores incrementos en Madrid (3,2 %), País Vasco (2,4% ) y Cantabria (1,7 %). En el lado contrario los peores datos se localizaron en Canarias (-9,2 %), Andalucía (-3,2 %) y Murcia (-2,1 %).

Las ventas de alimentos en grades superficies vascas subieron el 7,9% en 2020

Las ventas de productos alimenticios en las grandes superficies y cadenas de alimentación en Euskadi crecieron un 7,9 % en Euskadi en 2020, mientras que las del resto de artículos bajaron un 9,5 %.

Con estos porcentajes el total de las transacciones en estos espacios experimentaron un aumento del 2 % el año pasado, un ejercicio marcado por las restricciones provocadas por la covid-19, que incluyeron el confinamiento domiciliario.

Según los datos aportados por el Instituto Vasco de Estadística, Eustat, por territorios Álava es el que tuvo un mayor aumento de las ventas en 2020, de un 3,3 %, seguida de Gipuzkoa (2 %) y Bizkaia (1,6 %).

Si se analiza la variación del mes de diciembre, las ventas registraron un ascenso interanual del 6,2 % y con respecto a noviembre subieron un 4,8 %. Solo las de productos alimenticios subieron un 8,7 % en términos interanuales y las del resto un 1,3 %.

Asimismo, las ventas de los productos alimenticios en las grandes superficies y cadenas de alimentación han ascendido en diciembre de 2020 un 8,7% en relación a diciembre del año 2019, mientras que las correspondientes al resto de artículos lo han hecho en un 1,3%.

El crecimiento interanual se dio en las tres provincias en diciembre: en Gipuzkoa un 6,8%, en Álava un 6,4% y, por último, en Bizkaia un 5,7 %.

Por su parte, el personal empleado en grandes superficies comerciales y cadenas de alimentación del País Vasco es un 0,2 % más que en 2019. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. siempre e comprado en eroski por cercania y comodidad al cambiar de super me e dado cuenta de que eroski es super caro solamente en yogures de marca hay una diferencia de 7centimos y a si con todo y eso que es el super de euskadi

  2. Esos datos de donde salen? El comercio solo un 3.4% menos?? No me creo nada.. si fueran cierto que solo venden eso de menos no cerraría ni Dios, y desgraciadamente no es el caso

  3. Que se prepare Osakidetza, si estás desbordados por unos cuantos problemas respiratorios, gracias a las medidas anticovid del gobierno vasco, los próximos años van a ser terroríficos, en vez de morir cuatro ancianos vamos a caer los jóvenes con infarto y fallos cardíacos gracias al sedentarismo brutal al que nos están obligando. Las medidas aplicadas van a ser pan para hoy y hambre, mucho hambre para mañana

Dejar respuesta