El TD Systems Baskonia arranca este miércoles ante el Asvel Villeurbanne una semana clave para sus intereses clasificatorios en la Euroliga con una jornada doble que concluirá el viernes en el Buesa Arena ante el Zalgiris Kaunas.

Los vitorianos necesitan darle la vuelta a la racha de tres derrotas consecutivas para engancharse a los equipos que luchan por entrar entre los ocho mejores de la competición, en lo que puede ser la última oportunidad de tener opciones para estar en la siguiente fase.

El conjunto de Dusko Ivanovic visita una cancha complicada en la que ya han perdido escuadras como Panathinaikos, Maccabi, Barça o Valencia Basket, que hincó la rodilla la pasada jornada en un gran partido del equipo galo, que ganó en el Buesa Arena por 86-88 en el duelo de la primera vuelta.

Norris Cole lidera el juego de los franceses, que cuentan con un juego interior destacado con Guerschon Yabusele o Moustapha Fall, una de las sensaciones de la competición, que librará una destacada batalla con Youssoupha Fall, con poco protagonismo las últimas jornadas.

El argentino Luca Vildoza y Pierrià Henry tendrá que coger los mandos de un equipo que no atraviesa su mejor momento y que no solo ha recibido anotaciones en torno a los 90 puntos en las cinco últimas jornadas europeas, sino que además comienza a tener problemas en el ataque posicional, cinco contra cinco. De hecho, en su último envite en la Liga ACB, firmó la peor anotación de la temporada en la competición doméstica.

Todos los azulgranas estarán disponibles para este encuentro, incluido el esloveno Zoran Dragic, que ya jugó el último encuentro con un dedo roto, según desveló Dusko Ivanovic, que ha confirmado su presencia.

“Es un equipo muy físico que está jugando muy bien últimamente”, destacó el montenegrino, que avisó de que el equipo francés ahora “es más fuerte” desde la visita a Vitoria.

“No hay tiempo de mirar atrás ni cuando pierdes, ni cuando ganas. Tenemos que estar bien”, afirmó el técnico baskonista, que achacó los grandes males del conjunto vitoriano a que no está bien defensivamente. EFE


Compartir

Dejar respuesta