El cierre del Presupuesto 2020 del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz, cuyo decreto se ha firmado recientemente, arroja resultados positivos en sus principales magnitudes. Así ha sucedido con el ahorro neto, que asciende a 6.191.811,18 euros, una cifra que se calcula en base a la diferencia entre ingresos y gastos corrientes más la anualidad teórica de amortización e intereses.

Los concejales debieran saber que el Consistorio no está para ahorrar. Está para invertir todo el dinero que recauda en impuestos. Sobre todo cuando la ciudad tiene muchas necesidades.

Aún así están contentos: “Cerrar el año pasado con una cifra positiva de ahorro neto es muy importante porque partíamos de un contexto complicado, donde hubo que reaccionar en tiempo record para evitar que la crisis del coronavirus perjudicara gravemente la situación económica del Ayuntamiento. Haber generado ahorro neto significa que no habrá necesidad de aprobar ningún plan de saneamiento financiero, a lo que estaríamos obligados en caso de que los gastos hubieran superado a los ingresos”, ha detallado el teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Iñaki Gurtubai.

Se da la circustancia que el concejal feliz es el que siempre quiere subir impuestos, aunque últimamente no le dejen los partidos de la oposición.

Más datos

Igualmente positivo fue el resultado presupuestario ajustado, con un importe de 10.929.124,55 euros. Esta cifra se obtiene de la diferencia entre el total de ingresos obtenidos y el total de gastos generados, no sólo los corrientes, como en el caso del ahorro neto.

Una tercera magnitud significativa en el cierre del Presupuesto 2020 es la de los remanentes. En el pasado ejercicio se generó un remanente de tesorería final de 40.146.576,04 euros. A esta magnitud se le descuenta el margen de ingresos de dudoso cobro, cifrado en 15.254.400 euros, lo que da lugar a un remanente de tesorería total de 24.892.175,53 euros, que es el que se incorpora al Presupuesto 2021 como fondos provenientes del ejercicio anterior. La mecánica presupuestaria desglosa esta cifra en dos conceptos:

  • Remanente de tesorería afectado – 14.064.441,30 euros – es el que necesariamente ha de destinarse a proyectos y obras concretos y tendrá como destino la financiación de la aportación municipal al BEI y la unidad funcional de carga, la creación de empleo a través del Plan Comarcal, etc.
  • Remanente de tesorería para gastos generales – 10.827.734,24 euros – se emplea en obras y proyectos en fase de licitación o adjudicados como la finalización del parking de Ariznabarra, la culminación del proyecto de accesibilidad del puente Las Trianas, la obra de rehabilitación del Palacio Ruiz de Vergara para acoger el Gasteiz Antzokia, etc.

Otra cantidad que se incorpora al presente ejercicio económico es la relativa al concepto de “Compromisos firmes de aportación”, correspondientes a las aportaciones finales de otras administraciones para diferentes proyectos y que asciende a 24.394.180,76 euros. La suma de este concepto y el remanente total de tesorería supone un total de 49.286.356,30 euros.

Un último indicador del cierre del Presupuesto 2020 es el remanente líquido de tesorería, una cifra que se obtiene de la diferencia entre la suma de 49,2 millones de euros anteriormente indicada y los 46.102.478,14 euros del conjunto de remantes de crédito incorporados a fecha de 26 de marzo de 2021 y que asciende a 3.183.878,16 euros, cantidad que puede constituirse en un fondo económico asignable a diferentes objetivos.

“En el actual contexto de incertidumbre económica y social derivada de la pandemia de la COVID 19, es una buena noticia comprobar que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz va a poder incorporar al Presupuesto 2021 los remanentes necesarios para culminar obras y proyectos en marcha y afrontar con mayor fortaleza una situación inédita en lo económico y social”, ha concluido Iñaki Gurtubai.


Compartir

1 Comentario

  1. La primera noticia por la que le felicito al alcalde. Dejar menos dinero del que tenía al llegar es muy fácil, cualquiera sabe hacerlo. Lo han demostrado todos los alcaldes que han ido pasando cada legislatura. De todos los partidos.

Dejar respuesta