El casco medieval de la capital alavesa podrá disponer de edificios completos para su uso turístico, tras aceptar el Ayuntamiento la petición realizada por Arabatur, la Asociación de Alojamientos Turísticos de Álava.

Una modificación que permitirá que los apartamentos turísticos puedan disponer de todo un bloque entero en la parte vieja vitoriana cuando hasta el momento sólo se permitía habilitar las primeras plantas para apartamentos turísticos.

El alcalde, Gorka Urtaran, ha celebrado que, con este futuro cambio en la normativa, se impulsa la rehabilitación del casco medieval, se potencia «su actividad económica» y se pone en valor «su patrimonio».

Urtaran ha negado que esta decisión fomente la gentrificación del barrio, ya que, a su juicio, «no se van a elevar» los precios de los alquileres y la capital alavesa se mueve «en cifras razonables» respecto a otras ciudades en cuanto al número de apartamentos turísticos disponibles.

Un cambio normativo que no se producirá este verano, ya que su aprobación definitiva debe contar con el beneplácito del pleno municipal.

El Ayuntamiento ha explicado que Arabatur presentó esta petición fundamentada en la necesidad de un impulso social, comercial y económico para el barrio, la calidad del turismo que recibe la ciudad, así como el carácter turístico y de servicios del barrio y la abundancia de viviendas vacías en esta parte de la ciudad.

Una postura que el alcalde ha dicho compartir y que espera sirva de «acicate» para la rehabilitación de pisos en el casco medieval y ayude a paliar la «desertización» y «degradación» del barrio. EFE


Compartir

Dejar respuesta