(EFE).- El encargado de un local de hostelería de Vitoria ha sido detenido por la Ertzaintza en una operación en la que se incautó de un kilo y medio de hachís, balanzas y utensilios para la distribución y venta de drogas, así como más de cinco mil euros en efectivo.


Hacia las seis de la tarde de este jueves la Policía vasca puso en marcha un dispositivo centrado en un bar ubicado en el barrio de Adurtza de la capital alavesa que no presentaba aparentes signos de actividad hostelera porque las cámaras frigoríficas estaban vacías.

Los agentes observaron cómo diferentes personas entraban y salían del local pocos minutos después.

Una vez que confirmaron que una de estas personas había adquirido presuntamente hachís en el establecimiento, las dotaciones participantes accedieron al bar donde identificaron al único responsable de la barra. 

En un primer momento fueron hallados diversos envoltorios de plástico que contenían hachís y más de cuatrocientos euros, parte de este dinero en la caja registradora.

Con la intervención de una dotación de la Unidad Canina se pudo hallar en un falso techo de escayola, junto a un aplique de luz, mayores cantidades de la misma sustancia estupefaciente, distribuidas y preparadas presumiblemente para su venta, una báscula de precisión y más de 4.600 euros.

En total, el hachís incautado supera el kilo y medio, y también fueron encontradas tres bolsitas con una sustancia en polvo de color blanco, al parecer speed, y dentro de un lavavajillas una segunda balanza. 

El arrestado cuenta con antecedentes por hechos similares y la Ertzaintza estima que la venta de las drogas decomisadas podría haber alcanzado un precio en el mercado negro superior a los nueve mil euros. EFE


Compartir

Dejar respuesta