foto ela

Trabajadores de Gureak Araba, centro especial de empleo donde trabajan más de 300 personas, el 85 % con discapacidad, han denunciando que la dirección quiere recortar derechos adquiridos y que se han convertido en «mano de obra barata».

Los sindicatos ELA, ESK, UGT y LAB, que forman el comité de empresa, han convocado este miércoles una concentración frente a la Diputación alavesa para hacer visible el «bloqueo» en la negociación del convenio y exigir a la entidad foral más control de las subvenciones que otorga a esta empresa de economía social y que vigile que se cumplen sus derechos.

En declaraciones a los medios de comunicación, dos representantes sindicales han explicado que llevan más de un año negociando el convenio colectivo, que la empresa mantiene su intención de recortar derechos adquiridos y que cuando protestan y exigen mejoras, incluidas las salariales, la dirección les «coacciona» argumentando que están poniendo en peligro la viabilidad de la empresa y que se pueden quedar sin trabajo.

Han explicado que eso no casa con los beneficios obtenidos el pasado año, que según han dicho ascendieron a unos 700.000 euros, ni con los salarios de «ministro» de los que disfrutan los cargos de esta empresa que tiene la central en San Sebastián.

También han denunciado que se esté exigiendo un nivel de producción a personas que tienen unas limitaciones y han relatado que se ha dado el caso de que no se ha alcanzado el nivel exigido y a los trabajadores se les ha hecho quedarse media hora más «castigados como en el colegio».

Han indicado que esperan que la concentración de hoy sea un «toque de atención» para que la gerencia se siente a negociar y sea «razonable», aunque se han mostrado escépticos.

Finalmente han precisado que quieren que sus reivindicaciones sean escuchadas en la central de San Sebastián y han dicho sentirse agraviados porque allí sí que están negociando mejores sueldos y condiciones laborales.

«¿Qué pasa? ¿Nuestras discapacidades valen menos?», se han preguntado. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. Un par de empresas como ésta, ya hace muchos años, empresas levantadas con apoyo de bienestar social, acabó poniendo a mi empresa en quiebra, levantada con apoyo de SPRI y algún departamento más, y no solo la mía. Estas empresas entraban en el mercado, sencillamente rebajando los precios por sistema, al no tener problema de rentabilidad. Ya veo que después de años, aquello sigue dando problemas, está vez internos.

  2. Y en detrimento de otros trabajadores con sus plenas facultades, no ayuda ni a los unos ni a los otros, engañados los unos, discriminados los otros, son empresas explotadoras de seres humanos.

  3. No hay nada más discriminatorio que un centro especial de empleo. No importa lo bien que hagas tu trabajo ni lo productivo que seas, el salario será bajo por tu discapacidad, mientras directivos y encargados cobran salarios dignos de cualquier multinacional, los operarios cobran el salario minimo y si te quejas o pides aumento salarial inmediatamente de señalan la puerta de salida. Gureak Araba es una farsa y su dirección una vergüenza.

Dejar respuesta