El 64 % de los hogares de Euskadi tuvo problemas para ahorrar dinero el año pasado, frente al 53 % de 2020, y aumentaron también las familias con graves dificultades para llegar a final de mes, al pasar del 4 al 6 %.

En el conjunto de España el porcentaje de hogares con problemas para ahorrar fue superior, en concreto el 73 %, y creció también en comparación con el año 2020, cuando la tasa era del 66 %, según ha advertido este martes la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

En concreto, se basa en un encuesta que ha realizado a 4.122 residentes en España de entre 25 y 79 años con el fin de valorar la solvencia financiera de los hogares, o lo que es lo mismo, su capacidad para afrontar los gastos domésticos en vivienda, movilidad, alimentación, salud, educación y ocio.

La OCU destaca además que el porcentaje de familias con graves dificultades para llegar a final de mes es debido, entre otras cosas, a la elevada inflación, casi se ha duplicado en dos años, al pasar del 6 % en 2020 al 11% en 2022.

En el caso de Euskadi el porcentaje de familias en grave situación es menor que la media estatal (6 %), pero ha subido 2 puntos porcentuales en dos años.

Las dificultades económicas no afectan por igual a todas las regiones, ya que las que más problemas tienen para ahorrar son Andalucía (81%), Canarias (80%), Galicia (78%), Baleares (78%) y Castilla-La Mancha (75%). En el lado contrario, Euskadi y Cataluña con las autonomías donde mejor están las cosas.

Ante esta situación, pide incrementar las ayudas directas a los consumidores vulnerables, especialmente en hogares con niños y padres desempleados, y automatizarlas mediante la creación de un registro de familias vulnerables.

Y advierte de que casi la mitad de los posibles beneficiarios siguen sin poder acceder a las ayudas a las que tiene derecho, bien por las dificultades para gestionarlas o por desconocimiento. EFE



1 Comentario

Dejar respuesta