Un hombre de 36 años fue detenido ayer por desobediencia, resistencia y agresión a un agente de la Policía Local que intervino tres un incidente que ocurrió en un bar del Casco Viejo.

Los hechos sucedieron cuando la camarera de un establecimiento hostelero de esta zona informó a la Policía Local de que un varón estaba en actitud agresiva hacia ella y un cliente. Personados agentes en el lugar, localizaron a esta persona en el exterior del local por lo que se procedió a su identificación, a lo que el éste se negó, profiriendo insultos y amenazas a los agentes.

En un momento intentó dar una patada contra uno de ellos, por lo que los agentes procedieron a reducirlo y quedó detenido imputado por un delito de desobediencia, resistencia y agresión.



Dejar respuesta