Hospital de Txagorritxu en Vitoria-Gasteiz
hospital

EFE.- ELA ha denunciado la falta de medidas de control, de previsión y de formación por parte de Osakidetza ante el coronavirus y ha acusado al Servicio Vasco de Salud de «poner en peligro» a los trabajadores y pacientes por no haber aplicado «adecuadamente los protocolos».

Esta central sindical ha convocado una concentración frente al Hospital de Txagorritxu en Vitoria tras una pancarta en la que se podía leer «Osakidetza, lan segurtasuna eta osasuna bermatu orain», (Osakidetza, garantiza la seguridad laboral y la salud ahora).

En declaraciones a los medios de comunicación las representantes de ELA en Osakidetza Esther Saavedra y Elena Generabarrena han recalcado que ante el coronavirus el Servicio Vasco de Salud no ha hecho las cosas bien, sino «tarde y mal».

Han descrito que los trabajadores han estado trabajando sin recibir información y que los protocolos se han activado de «manera muy lenta y muy tarde».

El caso cero en Álava: 11 días trabajando con síntomas

Saavedra ha explicado que el caso «cero» en el hospital de Txagorritxu, una médico, estuvo trabajando «desde el lunes 17 de febrero con síntomas», que advirtió a su jefatura y que «no se activó ningún protocolo».

«Es increíble que el foco de la infección sea un facultativo que está trabajando y que se le permita trabajar con síntomas», ha añadido. Este caso fue hecho público el pasado 28 de febrero.

Txagorritxu en situación crítica

También ha asegurado que el Hospital de Txagorritxu está en una situación «crítica» porque en la unidad de medicina interna a la que pertenecía ese primer caso una parte importante de la plantilla «está en su casa en cuarentena».

Esto provoca que el centro tenga que abastecerse de profesionales del Hospital de Santiago, como ha sucedido durante el fin de semana, y de listas de contratación temporal.

Saavedra ha indicado que ahora hay «equipos enteros» en Txagorritxu formados por personal temporal, que viene de lista, sin el apoyo de personal veterano, mientras de Generabarrena ha indicado que esos trabajadores «no han tenido manera de formarse».

«La situación es crítica y el servicio que se tiene que prestar se queda en una situación crítica», ha incidido Saavedra.

Una auxiliar de enfermería sigue trabajando con síntomas

Generabarrena también ha descrito el caso de una auxiliar de enfermería de Txagorritxu que ha comunicado que ha tenido síntomas febriles durante dos días, y que «no le han mandado a casa, ha estado trabajando y a día de hoy sigue trabajando».

Según ha añadido, esta profesional ha ido a las ocho de la mañana a la sección de medicina preventiva donde le han dicho que «ya le iban a llamar», pero «hace una hora no tenía ninguna llamada y ahí estaba en su servicio».

Saavedra ha advertido por otro lado de que la formación en los centros de salud es «muy, muy escasa» y ha recordado que aunque se está advirtiendo a la ciudadanía de que no acuda a los centros sanitarios, esta puede de manera «espontánea» acudir.

«El virus ya está aquí. En diciembre en China se dio la alarma, en enero la OMS estableció que estábamos ante una epidemia que podría ser mundial. Hemos tenido tiempo de sobra para articular protocolos, para formar a los profesionales y nos encontramos con lo de siempre, que vamos tarde, que los protocolos se aplican tarde, que se van parcheando en la medida que se ve necesario, que el personal tienen que trabajar sin tener la formación correspondiente», ha subrayado Saavedra.

La responsable de ELA ha incidido en que la salud laboral tiene que ser compatible con el ejercicio de las funciones y ha añadido que se está poniendo en riesgo a profesionales y también a los pacientes de Txagorritxu.

«Exigimos seguridad, salud para todos y una formación mínima adecuada y de calidad para todos, fijos y eventuales», ha concluido Gerenabarrena. EFE


Compartir

6 Comentarios

  1. Que protocolos ni que niño muerto! Si me encuentro con síntomas, y más siendo profesional de la salud, ese día no me presento al trabajo y solicito la baja médica.

    Más vale prevenir que tener que curar, es de sentido común aunque sea el menos común de los sentidos.

  2. Mientras en Japón se tenía un crucero entero en cuarentena y se realizaba a sus ocupantes hasta tres pruebas (las dos primeras dio en todo el pasaje negativo, y a la tercera aparecieron los positivos), aquí hacen una prueba tras haber estado de viaje y la ponen a trabajar en un hospital.

    Negligencia como un templo. Si dependiese de mi, haría rodar cabezas.

    Se nota que en las OPEs entran [email protected] mejores.

    • En las opes se valora el euskera en exceso, saber hablar euskera no significa que sepas hacer tu trabajo. Si no que hablas euskera. Doctor me duele un pie. Beno, hartu hau buruko mina dela eta.

      Lo dicho en las opes menos euskera y más valorar la esperiencia y las notas académicas para medicina y para enfermería.

Dejar respuesta