Policia Local de Vitoria-Gasteiz

Un hombre de 32 años y una mujer de 23 fueron detenidos el pasado jueves como presuntos autores de sendos delitos de violencia de género y violencia doméstica, respectivamente, tras agredirse mutuamente. Fue en Zaramaga.

Los hechos sucedieron en un domicilio, desde el que una mujer reclamaba presencia policial ya que, al parecer, había sido agredida por su pareja en el domicilio de él. Los agentes encontraron a la joven, que confirmó lo relatado al 092, además añadió que había sido retenida contra su voluntad y les mostró unas marcas que presentaba en el cuello fruto de dicha agresión, asegurando que no era el primer episodio violento que sufría.

Posteriormente el varón mostró a los agentes diversas marcas en su torso, que, según su versión, se las había producido la mujer cuando él le había solicitado que abandonara el domicilio y ella se había negado.

Dado que las agresiones eran mutuas, la patrulla procedió a detener a ambos y, antes de trasladarlos a dependencias municipales de Agirrelanda, los acompañaron a centros hospitalarios para que les trataran de sus lesiones. Ambos fueron puestos en libertad tras la instrucción de las oportunas diligencias al Juzgado de Guardia.

Paliza a su hermano

Un joven de 23 años fue detenido ayer como presunto autor de un delito de violencia doméstica por agredir a su hermano., en una vivienda de Zaramaga. Una llamada ciudadana alertaba de fuertes gritos en un piso donde parecía que se estaba produciendo una agresión. Los agentes que se dirigieron al lugar, se encontraron con un joven que bajaba por las escaleras y que resultó el finalmente detenido.

En el domicilio otra patrulla encontró a la víctima, un varón, junto a su pareja y un familiar, que les indicó que su hermano, bajo los efectos del mono, le había propinado una paliza durante una discusión y había abandonado el piso.

Dados el estado de nerviosismo y  las lesiones que presentaba, los agentes solicitaron una ambulancia que lo trasladó al hospital. Por otro lado, procedieron a la detención de su presunto agresor, que tras la confección de las oportunas diligencias al Juzgado de Guardia se le puso en libertad.


Compartir

Dejar respuesta