A veces los ciudadanos protestan por el trato que reciben por parte de los empleados municipales de Vitoria. Algunos departamentos concretos del Ayuntamiento suelen ser el foco de las críticas.

Es evidente que hay de todo. Pero conviene recordar la propia normativa municipal referida a «derechos generales del contribuyente». El capítulo 1, artículo 3, i, dice lo siguiente:

«Derecho a ser atendido y tratado con el debido respeto y consideración por las autoridades y el personal al servicio de la Administración Tributaria Municipal, así como a un trato personal e individualizado.


Compartir

Dejar respuesta