Agentes de Policía Local han detenido esta medianoche a un hombre de 32 años sobre el
que pesaba una requisitoria judicial.

Los hechos han ocurrido sobre las 00:30 horas cuando una patrulla que realizaba labores de seguridad ciudadana por el centro de la ciudad ha observado a un varón que iba caminando de forma errática por la calle Olaguíbel y que ha tirado una colilla encendida en un contenedor de color amarillo.

En vista de tales hechos, se ha dirigido a él para amonestarle por su actuación y por las consecuencias que podría haber provocado.

Como quiera que mostrara una actitud extraña, manifestando frases incongruentes, los agentes han procedido a solicitarle su documentación. Al chequearla con la Central de Coordinación han comprobado que sobre él recaía una requisitoria de búsqueda, detención y personación dimanante de un Juzgado de Madrid así como varias averiguaciones de domicilio y paradero, por lo que han procedido a su detención.



Dejar respuesta