Los servicios de mantenimiento municipales han tenido que cerrar de forma temporal la piscina del centro cívico Lakua de Vitoria-Gasteiz por problemas con la instalación eléctrica que, entre otros problemas, impide que funcionen como corresponde los motores de impulsión del agua.

El Ayuntamiento espera retomar la actividad con normalidad para finales de semana, a la espera de recibir y reemplazar una pieza, entre hoy y mañana.


Compartir

Dejar respuesta