1 año después de tumbas flotando en el cementerio ¡Se acuerdan!

2
ETL – Febrero
entreseccion_noticia

Hace un año, en febrero de 2018, se denunció que el Cementerio de El Salvador era una piscina, con tumbas flotando en el agua tras las lluvias. Nunca más se supo de la acción del Consistorio para arreglar el lío.

El ritmo habitual. El de la lentitud.

Hoy el Ayuntamiento se ha acordado y ha dicho que prepara un informe para evitar inundaciones en el campo santo. Y de momento solo prepara, que no significa tenerlo.

“Ultima el proyecto técnico para reparar la red de aguas pluviales del cementerio de El Salvador y poner fin a los problemas de inundaciones que sufre como consecuencia de su ubicación. El camposanto se encuentra situado sobre el acuífero cuaternario, lo que ha provocado problemas en periodos de lluvias intensas”, ha dicho hoy.

Un año para esta frase.

Hace un año decían:

Los nichos de este cementerio quedan anegados en tiempo de lluvias y cuando hay que celebrar un entierro se realiza un achique de forma urgente para paliar temporalmente el problema.

“Al final, tanto las viejas como las nuevas sepulturas están siempre flotando en agua”, ha advertido el portavoz de la formación morada, Jorge Hinojal.

El edil quiere saber si el equipo de gobierno municipal es conocedor de la situación, si tiene prevista alguna actuación para ponerle remedio y, en caso afirmativo, cuál sería la inversión necesaria y qué calendario de actuación maneja.

“Las quejas por el mal estado de las tumbas y sepulturas son continuas en el tiempo desde hace ya unos cuantos años. Queremos saber si tiene relación con el problema de inundaciones que hemos detectado en todo el cementerio y qué se va a hacer para dignificarlo”, ha apuntillado.

La queja de Podemos subraya el abandono generalizado que sufren los cementerios de la ciudad.

En Santa Isabel es frecuente que se acumule la basura por el uso incívico que se hace de este lugar como espacio de ocio y la falta de atención municipal. “No obstante, el caso de El Salvador es especialmente grave.

El Ayuntamiento debe asumir su responsabilidad en la gestión y mantenimiento del cementerio y no dejar que las tumbas se pudran por respeto a las familias de las personas difuntas”, ha concluido Hinojal.

2 Comentarios

  1. A esto se le llama DESIDIA y falta de respeto por los ciudadanos y por sus personas más queridas allí trasladadas con tanto dolor.

    Me pregunto dónde están enterrados los familiares y amigos de esta cuadrilla de irresponsables del Consistorio a los que parece resbalarles esta penosa situación (no hablemos ya del resto) . Seguramente en otros cementerios, ¿verdad?.

Dejar respuesta