Seguimos diciendo que las obras de Vitoria están mal planificadas y no se tienen en cuenta los perjuicios a ciudadanos y negocios.

Los comercios tiran de imaginación para no perder clientela. Es el caso de la Cuchillería Ferreiro en el centro de Vitoria, que ha tenido que señalizar su ubicación junto al Memorial. FOTOS:



Dejar respuesta