conductor olvida claxon tarde urbano Autobús de Tuvisa en Vitoria-Gasteiz

Parece que el Buzón Ciudadano del Ayuntamiento últimamente tiene capítulos con los conductores de autobús en Vitoria. Si hace unos días contábamos el lío con el billete de 10 euros con el que no cobró a un pasajero, hoy tenemos otra historia.

Un ciudadano presenta una queja porque el pasado día 9 de octubre, en una de las paradas, «subió una chica al autobús con un cochecito de bebé sin plegar y sin niño sentado en él, y el conductor se dirigió a ella de forma muy desagradable y maleducada por no llevarlo plegado».

La protesta añade que «también respondió de forma maleducada a un señor mayor que trató de salir en defensa de la chica. A partir de ahí da los datos de la línea, la hora y la matrícula del urbano.

A partir de ahí el Ayuntamiento ha respondido al ciudadano al que pide disculpas y «lamentamos los inconvenientes que esta situación haya podido ocasionarle».

«Con los datos facilitados -añade el Consistorio- procedemos a la identificación del conductor y a la apertura de un procedimiento informativo para conocer lo sucedido. Por ello damos traslado de su queja al conductor para que dé una explicación y que alegue lo que estime oportuno en defensa de sus intereses».


Compartir

20 Comentarios

  1. Seguramente sería una de las que no leen los avisos con las normas que están bien claras, yo no tengo cohecito y me las he leido, habría que ver lo de los malos modos, ya que esta acción supondría un retraso para el autobus, y luego nos quejamos de que no llegan a la hora,que conducen como unos locos…. con un poco de colaboración de todos el servicio iría mejor

  2. La gente enseguida se queja por todo, soy asidua de los urbanos y no sabéis la paciencia que tienen que tener los chóferes con ciertas personas, porque aquí todo vale

  3. Entiendo que un conductor está para lo que debe estar:

    1. conducir atento al caótico tráfico de la ciudad,
    2. trasladar a los pasajeros en las mejores condiciones
    3. ir dejando a los pasajeros en las diferentes paradas

    Pero no para el resto, que entiendo corresponden a otro puesto (un inspector o como quieran llamarlo), es decir, a la propia TUVISA. Ahí van unas cuantas situaciones que se dan a diario y que, por desgracia, noto que van «in crescendo»:

    1. controlar a los «listos» que intentan hacer el viaje por la cara (los hay y muchos),
    2. las que ocupan los asientos destinados a personas con movilidad reducida sin serlo,
    3. las que dejan la sillita abierta y vacía, ocupando dos asientos más
    4. las que una vez entran con la sillita no las echa de allí ni d…s, y menos aún un minusválido en silla de ruedas al que miran cómo se queda en tierra con total indiferencia
    5. las múltiples y simultáneas conversaciones en móvil en VOZ ALTA
    6. niños corriendo por el pasillo ante la total indiferencia de sus madres
    7. sillitas colocadas en perpendicular entorpeciendo el paso de los demás
    8. conversaciones entre dos usuarias separadas por tres metros o más,
    9. …………..

  4. ¿Maleducado un conductor no por conducir sino por tener que decir a los MALEDUCADOS DE TURNO cómo tienen que comportarse?.

    Maleducados son los que no sólo no tienen sentido común, sino que ni piensan en el resto de usuarios y se creen los reyes del urbano por el hecho de pagar un billete o de poseer una tarjeta gratuita.

  5. Me parece triste que la empresa no sólo no apoye al conductor, sino que antes de expresarse públicamente en esos términos, tan a mi parecer amenazadores e inadecuados, no haya intentado discretamente localizar y escuchar a su trabajador, antes.

    Y, después de oír su versión, no incida en que es tarea de todos los usuarios la buena marcha del viaje en urbano.

  6. No he visto empresa que menos apoye a sus trabajadores. Si son conductores de urbano, claro.

    Al del Ayto. que ha respondido a esta ¿queja?, le ponía yo a trabajar como conductor de una línea de urbano, en un turno completo. Se daría cuenta de la fauna que están obligados a llevar.

    • Es la misma fauna que los que los demás viajeros tenemos también que soportar en los trayectos que a veces se nos hacen interminables.
      Y al Ayuntamiento parece no importarle. Tendremos que quejarnos también en el Buzón del Ciudadano. Estoy por llevar la tablet encima y hacerlo en directo.

  7. Como usuaria habitual de los urbanos, procuro informar y/o corregir de buenas formas a otro u otra ocupante del bus cuando veo algún hecho inadecuado y a veces no sólo no me lo han agradecido sino que me he ganado un bufido y una sarta de improperios y hasta una acusación de racista… aunque en esa ocasión también me sentí respaldada por otros ocupantes testigos de ese momento.

  8. ¡Qué rápido se ha dirigido el Ayuntamiento al que se ha quejado en el Buzón del Ciudadano!. Precisamente en esta ocasión los ciudadanos hubiéramos agradecido que tardara en contestar un poquito más, hasta tener toda la información y siempre poniéndose en el lugar de sus trabajadores, que dan la impresión de no respaldarles. Yo no aguantaría ni dos horas o haría bajarse del autobús a unos cuantos. Eso segurísimo.

    • Son los mismos que se quejan en el mostrador de Urgencias porque te atiendan antes por una insuficiencia grave… que a su dolor de muelas, porque ellos habían llegado antes. Lo tengo archicomprobado.

  9. Esta amenaza me recuerda la que sufrió otro autobusero de su empresa hace meses, el del caso del burka. Si no es por el apoyo que entonces le mostramos una gran parte de la ciudadanía por tamaña injusticia y el golpe en la mesa que dió el que entonces era alcalde, el señor Maroto (dudo que el actual mueva siquiera un dedo), se lo hubieran comido con patatas los que parecen seguir en el puesto.

  10. Hay gente que en vez de sangre parece llevar té verde o le importa un bledo el prójimo y creen que el chófer y el resto de ocupantes del urbano tenemos que esperar a subir o movernos o bajar del autobús a que se decidan a hacer o no cualquier maniobra con la sillita que empujan… Y esperarán que las animemos a decidiirse cantaaaaando.

    ¿Quién es en este caso el/la maleducado/a?

  11. Como imagino que a los responsables de Tuvisa les llegarán estos comentarios, quería aprovechar para sugerir que en los autobuses urbanos coloquen inhibidores de frecuencia (creo que así se denominan), que haga que no se reciban ni se puedan realizar llamadas de móvil en su interior. Más de una vez he tenido que bajarme antes de mi parada por no poder soportar el ruido y la mala educación de algunos. ¿O tengo que hacerlo en el Buzón del Ciudadano para que me comuniquen que van a valorar y tener en cuenta mi sugerencia?

    • Y cómo sugiere usted que los conductores se comuniquen con “control” por la emisora? Así es como su superior (inspector) o taller se pone en contacto con el conductor para avisos importantes, o el conductor avisa de cualquier incidencia a talleres o al inspector

  12. Mi apoyo incondicionalmente al conductor. Ojalá las quejas al buzón del ciudadano de la la gente que pagamos impuestos se resolvieras tan rapido. Basta ya de hacer el panolis! Para tener derechos hay que tener obligaciones. El que no esté de acuerdo fuera!

  13. A alguna le gustaría que en vez de corregirle desde los ocho metros donde tiene situado el volante, el conductor sacara una guitarra y le cantara susurrando: «Des para cito……»

  14. ¡Hábrase visto! Siempre recae la culpa en el último eslabón, que encima lo único que hacía era cumplir con su trabajo, y velar porque las normas se cumplan.
    Pero qué podemos esperar de un Ayuntamiento que está creando una ciudad en el que todo son derechos, y cero obligaciones.

    Así, van todos muy subiditos, aquí voy yo y me da igual que se fastidien los demás. ¡Y ojito con decir algo que todavía llevas las de perder, como este pobre incauto conductor!

    Los que tendrían que pedir disculpas deberían ser la chica del cochecito y el entrometido señor, agachar la cabeza y reconocer que no tienen razón en sus quejas.

    Todo mi apoyo al sufrido conductor, que bastante tiene que aguantar todos los días ya…

  15. Los conductores deberían tener autoridad para hacer cumplir las normas de uso y comportamiento de los autobuses por parte de los usuarios so pena de multa y/o expulsión de los mismos por incumplimiento. La mala educación e incivismo son frecuentes (como usuario puedo dar fe de ello) y, lamentablemente, parece que ser que sin algo de «mano dura» la gente no acaba de entender que deben convivir con otras personas con sus derechos.

  16. De verdad las tonterías que hay que oír, no todas por su puesto ,yo apoyo a los conductores ,haber ,siempre hay alguno que igual no ha tenido buen día ,pues como en cualquier trabajo ,si al fin y al cabo es un rato el que estás subido ,como para ir a Benidorm ,en fin

Dejar respuesta