Un total de 10 personas han fallecido en las carreteras vascas entre julio y agosto, 4 más que el pasado año, a pesar de que el tráfico en Euskadi ha bajado un 12 % en un verano marcado por la pandemia de coronavirus, con menos retenciones por la caída del tráfico internacional y más desplazamientos internos.

El Departamento de Seguridad ha hecho este martes balance de la «operación especial salida-retorno de verano» que este año se ha desarrollado sin grandes complicaciones, debido al cierre de la frontera terrestre decretado por Marruecos y la suspensión del «Paso del Estrecho» por la covid-19, lo que ha provocado una disminución considerable del tráfico internacional que habitualmente atraviesa Euskadi en verano.

La red viaria vasca ha registrado, principalmente, desplazamientos internos y hacia otras comunidades limítrofes como La Rioja, Navarra, Cantabria, Burgos y la zona de Iparralde en Francia. Por tanto, se han generado retenciones, sobre todo, en la A-8 sentido Cantabria y, puntualmente, en el paso fronterizo de Biriatou, por afluencia de camiones.

«En general ha sido una operación salida-retorno de verano sin precedentes, con menos retenciones y más fluidez que en años anteriores», ha descrito la directora de Tráfico, Sonia Díaz de Corcuera.

A falta del registro de los datos de septiembre, se ha constatado un descenso del tráfico del 11,2 % en julio y del 12,3 % en agosto, con respecto al mismo periodo del año anterior.

A pesar de ello, 10 personas han fallecido en la red viaria vasca estos dos últimos meses: 4 en Bizkaia y 6 en Gipuzkoa, mientras que en Álava no se han producido víctimas mortales. El pasado año el numero de muertos en accidentes de tráfico ascendieron a 6.

De los 10 fallecidos este verano, 4 eran motoristas. Además 80 personas han resultado heridas de gravedad, un 16 % más que en 2019.

El número total de accidentes registrados por la Ertzaintza se ha reducido un 11 % este verano respecto al año anterior. En total, se han producido 1.180 accidentes: 454 en Bizkaia, 474 en Gipuzkoa y 252 en Álava.

En lo que llevamos de año, 30 personas han fallecido en accidentes de tráfico: 4 en Álava, 12 en Bizkaia y 14 en Gipuzkoa.

Con el objetivo de reducir los accidentes, la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco ha lanzado una nueva campaña: «Berriro ateratzea / Volver a salir», que apela a la responsabilidad en la conducción, tras un periodo de restricciones a la movilidad. EFE


Compartir

Dejar respuesta