Se trata de una campaña de concienciación. Diferente, pero que busca el sentido común de los dueños de mascotas. Esos animales que se cagan en los jardines de la ciudad y que tienen propietarios sin sentido común y que no recogen los excrementos de sus perros.

Han aparecido en el barrio vitoriano de Mariturri decenas de banderas con lemas que animan a los propietarios a coger las cacas de los animales. A no dejarlas allí sin responsabilizarse de la limpieza.

Lemas escritos como «seamos cívicos y recojamos las cacas de nuestras mascotas», pretenden concienciar a los responsables en una campaña que agudiza el ingenio de los vecinos.

Hasta el punto que en muy pocas horas, una asociación de Sansomedi ya ha anunciado en redes sociales que toma la iniciativa como ejemplo para replicar.


Compartir

3 Comentarios

  1. Es súper-imaginativo, somos la bomba en este barrio, no hay quien pueda con nosotros, no nos besamos el culo a nosotros mismos porque no llegamos.

    En realidad en un barrio donde el civismo está ausente desde siempre; donde las colillas de los cigarros vuelan desde las ventanas; donde las basuras se acumulan en árboles, puertas de garajes, alrededor de contenedores de recogida selectiva, etc. simplemente porque no nos da la gana usar la recogida neumática; donde hay tetra-briks, latas, cajetillas de tabaco tiradas por todas partes y podría continuar enumerando actos de la más pura incivilización, resulta que lo más importante es recalcar que los dueños de los perros no recogen la mierda de sus mascotas y para que el tema todavía sea más cachondo lo resaltamos ensuciando todavía más los parques con banderitas y empapelado las paredes de los edificios con carteles sobre el tema.

    Al menos la mierda de perro hace crecer la hierba, las banderitas también? Y los cigarros? Y las latas? Y los tetra-briks? Esto no parece importar tanto a los iluminados éstos que se dedican a ensuciar para denunciar lo sucio que está todo.

Dejar respuesta