baskonia zaragoza

El entrenador de Bitci Baskonia, Neven Spahija, confesó este viernes que no sabe dónde está el límite de su equipo, pero aseguró que no quiere bajar el nivel de cara a la recta final del campeonato.

El croata indicó en la rueda de prensa previa al partido ante el Casademont Zaragoza que se trata de un encuentro “muy importante” para ellos, aunque no quiere mirar más allá en la clasificación. “Es más importante para mí clasificarnos matemáticamente e ir partido a partido”, explicó sobre sus intenciones, al tiempo que dijo que le gusta la química del equipo y que advirtió de que con eso “pueden ocurrir muchas cosas buenas”.

Se mostró “preocupado” por los 20 rebotes ofensivos y los 16 puntos de segunda opción que le hizo el Unicaja en la última jornada, pero destacó que el hecho de que su equipo ganara sin jugar a un alto nivel demuestra el punto en el que se encuentra su plantilla.

Sobre el rival recordó que “los problemas de esta temporada empezaron en el partido de Zaragoza”, pero no quiso volver a recordarlo. “Ahora los dos tenemos unas plantillas completamente diferentes”, añadió.

Neven Spahija ensalzó a Dragan Sakota y manifestó que “es un entrenador de nivel y una leyenda con mucho éxito en su carrera”, aunque mostró su sorpresa por la energía que mantiene. “No me veo entrenando con 69 años, esto es un trabajo muy duro”, comentó.

Respecto al partido consideró que la clave está en ellos mismos, pero matizó que necesitan “consistencia en ataque y en defensa” y jugar como entrenan.

El Baskonia recibe al Zaragoza con la intención de escalar posiciones

Bici Baskonia recibirá este sábado a Casademont Zaragoza en el Fernando Buesa Arena con la intención de escalar posiciones en la tabla clasificatoria de la Liga Endesa y confirmar su participación en el “playoff” por el título liguero.

El conjunto vitoriano, con toda la plantilla al completo, espera confirmar su crecimiento y hacerse, de momento, con el sexto puesto que ocupa BAXI Manresa. Pero los azulgranas dependen de sí mismos para concluir en esa posición e incluso podría alcanzar el cuarto lugar si le acompañan los resultados.

El plantel malo llega más liberado después de las últimas victorias y no está tan agobiado por las apreturas de la zona baja.

Los cambios en la plantilla y la llegada del veterano Dragan Sakota al banquillo han cambiado la cara a un equipo que se ha vuelto más peligroso y que ha superado recientemente a Barça y Breogán.

Hombres como Frankie Ferrari y Christian Mekowulu se han erigido como amenazas importantes de los aragoneses, que ya superaron a los baskonistas en el duelo de la primera vuelta en un choque mediatizado por el positivo en coronavirus de Neven Spahija.

El Baskonia deberá corregir los problemas en el rebote ofensivo de la última jornada ante el Unicaja y mantener un ritmo de ataque suficiente para poner en problemas a un rival que llega en notable ascenso. EFE



Dejar respuesta