Gobierno Vasco Vitoria-Gasteiz

El Gobierno Vasco ha aprobado este martes ayudas para luchar contra el coronavirus por importe de 841 millones de euros, de los que 200 se destinarán a reforzar el sistema sanitario, 55 para colectivos más desfavorecidos y 586 para pymes y autónomos.

El lehendakari ha presidido por videoconferencia la reunión del Consejo de Gobierno en la que se ha aprobado un paquete de medidas económico-sociales y empresariales, y posteriormente ha explicado los acuerdos durante una rueda de prensa telemática acompañado por la consejera de Salud, Nekane Murga.

El lehendakari ha señalado que la actividad económica es necesaria para dar soporte a los servicios esenciales. «En estas condiciones, tenemos que tratar de seguir manteniendo la actividad que sea compatible con la seguridad de los trabajadores. Mantener la logística, suministros, energía o distribución de productos de consumo básicos para las personas. Esta es la forma de proteger el empleo», ha subrayado.

A preguntas de los periodistas, ha alertado de que un cierre total de la actividad afectaría también a los servicios sociales y supondría un «durísimo golpe a las empresas, la actividad económica y el empleo y sería mucho más difícil recuperarse». En cualquier caso, ha indicado, si se llegara a esa situación tendría que aplicarse en todo el Estado y con la justificación de razones sanitarias.

El lehendakari ha dejado claro que la actitud del Gobierno Vasco con el Estado es de colaboración y coordinación «por encima de todo» y, preguntado por si está molesto por una intromisión en las competencias vascas, ha respondido: «Ante esta situación sobran las polémicas y las diputas públicas».

Aunque ha reconocido algunas «disfunciones» por la compra centralizada tanto de material sanitario y como de los test de coronavirus por parte del Estado, ha asegurado que se están subsanando. «No interesa señalar culpables porque todos estamos volcados en las soluciones», ha manifestado.

Se ha mostrado conforme con la prolongación del Estado de alarma y dispuesto a comparecer en el Parlamento Vasco cuando así lo decida la Mesa de la Diputación Permanente.

No ha querido criticar la presencia del Ejército español realizando labores de desinfección en Euskadi. Se ha limitado a decir que esas limpiezas las ejecutan en las infraestructuras dependientes del Estado porque así lo ha decidido el Gobierno español. Del resto de lugares se ocupa el Gobierno Vasco en colaboración con las diputaciones, ayuntamientos y protección civil.

Urkullu también ha expresado su solidaridad con la Comunidad de Madrid después de la aparición de cadáveres en algunas residencias, una situación que ha calificado de «tremenda», y se ha mostrado convencido de que habrá una investigación completa.

El lehendakari ha explicado que los 200 millones de euros para el sistema de Salud van dirigidos a la gestión de medicamentos y adquisición de material sanitario; atención preventiva y asesoramiento telefónico; apoyo al personal en centros hospitalarios y asistencia domiciliaria; reordenación de espacios hospitalarios y habilitación de nuevas zonas para atender a personas contagiadas.

Se destinarán otros 55 millones de euros a personas, familias y colectivos más desfavorecidos. Así, se incrementarán en 16 millones las Ayudas de Emergencia Social.

De esta forma, ha señalado el lehendakari, el Gobierno Vasco, a través de los ayuntamientos y de los servicios sociales de base, pondrá a disposición de las familias más vulnerables 43 millones de euros para atender sus necesidades más vitales de vivienda, vestimenta, educación, formación y atención sanitaria.

Se va a crear un nuevo fondo especial contra la exclusión que se destinará a combatir la pobreza infantil a través del apoyo a familias con falta de recursos, así como para proteger a los colectivos más vulnerables, especialmente a las personas sin hogar y en riesgo de exclusión.

También habrá ayudas directas a las familias para conciliar la vida laboral y familiar, de forma complementaria a las ayudas a la excedencia o reducción de jornada para el cuidado de menores o personas dependientes afectadas por el cierre de centros educativos y centros de día de personas mayores.

Se compensará a las familias los gastos de transporte escolar, servicios de acompañamiento y de comedor, y se habilitarán ayudas para compensar los gastos de alquiler.

En este sentido, Urkullu ha explicado que «se va a exonerar los meses de abril y mayo del pago del alquiler y los gastos de comunidad a todas las personas inquilinas en los parques públicos de alquiler protegido de Euskadi que se queden en paro o atraviesen una situación de vulnerabilidad económica generada por el coronavirus».

En cuanto a las pymes y autónomos, Urkullu ha anunciado un fondo especial de 586 millones de euros. Habrá ayudas a los autónomos a través de Lanbide destinadas al pago de las cotizaciones y los alquileres que tengan que asumir, como compensación a las pérdidas por el cierre de sus negocios.

Parte de ese fondo irá dirigido a empresas en dificultades a través del Programa Bideratu para facilitar la reestructuración y relanzamiento de empresas.

Se habilitan ayudas directas a proyectos de I+D+i para apoyar a empresas que realizan investigación o Centros de Formación Profesional que desarrollan prototipos y producen material sanitario de prevención.

Otra de las medidas aprobadas es una línea de liquidez de 25 millones de euros a coste cero a través del Instituto Vasco de Finanzas para facilitar la necesaria liquidez al tejido productivo vasco, especialmente micropymes, pymes y autónomos.

Y se habilita una nueva línea de circulante de 500 millones de euros para las empresas vasca, con avales de la Comunidad Autónoma de Euskadi, a coste cero y a cinco años, con uno de carencia.

Además, el Consejo de Gobierno ha aprobado con carácter de urgencia 18,4 millones de euros para la puesta a punto de la tecnología y el teletrabajo en las pequeñas y medianas empresas, ayudas a la compra de material tecnológico y aplazamiento de alquileres en los parques tecnológicos o en polígonos industriales, entre otras actuaciones. EFE


Compartir

Dejar respuesta