alquila morosidad

2.100 jóvenes se han beneficiado del programa Gaztelagun para pagar el alquiler de una vivienda libre desde su creación en 2019, ha informado el consejero de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes, Iñaki Arriola, quien destacado los resultados «positivos» de un programa que ha venido «para quedarse».

Arriola ha dado algunos datos de este programa en el pleno de control de a preguntas de la parlamentaria de EH Bildu Eraitz Saez de Egilaz, quien ha opinado que Gaztelagun es un «parche» que no soluciona el problema de los altos precios del alquiler y de la emancipación juvenil en Euskadi

Gaztelagun está abierto a personas con la titularidad –individual o compartida- de un contrato de arrendamiento por un máximo de 750 euros mensuales en las tres capitales vascas, 650 euros en las áreas metropolitanas de Bilbao y San Sebastián o en municipios de más de 10.000 habitantes, y de 600 euros en el resto.

La representante de EH Bildu ha censurado las condiciones «demasiado restrictivas» de este programa que solo «maquilla» la especulación y que ofrece una «miseria» a la juventud».

Arriola ha defendido sin embargo la utilidad de este programa puesto en marcha como piloto en enero de 2019 y que ha dicho se ha consolidado y ha venido «para quedarse».

Ha indicado que desde su creación y hasta ahora 2.100 jóvenes de entre 18 y 35 años se han beneficiado de él.

Ha dicho que es una iniciativa «dinámica» que se busca ajustar en cada momento a la realidad y que las modificaciones introducidas en el mismo ha permitido incrementar en diciembre de 2020 un 127 % las ayudas concedidas con respecto al año anterior.

En una nota de prensa, el Departamento de Arriola ha dado más información de este programa al que en los dos primeros años ha destinado 3,96 millones de euros.

Los requisitos para que las personas jóvenes accedan a él son, entre otros, llevar al menos un año de residencia ininterrumpida en Euskadi y percibir rentas de entre 3.000 y 18.000 euros en el caso de una persona solicitante a título individual, 3.000 y 24.000 euros en el caso de unidades familiares, y 3.000 y 28.000 euros en el de familias numerosas.

El perfil de las personas beneficiarias es predominantemente femenino, un 62,5% en 2020, y la renta media de quienes participan es de 10.966 euros anuales.

La mitad de las personas que participan en Gaztelagun tienen entre 25 y 29 años (46 %) y un 45 % entre 30 y 35, con una edad media de 29 años. En el 81 % de los casos, los beneficiarios son personas solas, un 6,6 % son familias con menores y un 5,8 % familias monoparentales.

El objetivo del Gobierno Vasco es alcanzar las 2.500 ayudas concedidas al cierre de este año. EFE


Compartir

4 Comentarios

  1. Antes se iban de casa los hijos cuando tenían posibilidades para ello; entre tanto vivían con los padres. Ahora, que está la cosa poco mejor que en la posguerra, quieren emanciparse a los dieciocho años. Eso sí, que les paguen el piso los mayores que han estado ahorrando toda su vida (en muchos casos privándose de disfrutes propios) para que sus hijos no pasen penurias. Quienes han gastado y disfrutado sin ahorrar, y ahora no pueden ayudar a sus hijos, piden que les ayuden lo demás. Lo gracioso es que BILDU lo aplaude. ¿No serán ellos parte de los necesitados?

Dejar respuesta