Los universitarios tienen «ciertos varios hábitos de vida poco saludables» que coexisten, interactúan entre sí y aumentan el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad.

Esta es una de las conclusiones de un artículo de las investigadoras del área de Nutrición y Bromatología del Departamento de Farmacia y Ciencias de los Alimentos de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) Nerea Telleria Aramburu y Marta Arroyo Izaga.

El estudio, que ha sido publicado por la revista British Journal of Nutrition, analiza la prevalencia e interacción de estilos de vida relacionados con el sobrepeso o la obesidad en una muestra representativa del alumnado de la UPV/EHU, formada por 603 estudiantes.

Para desarrollar el estudio se recogió información sobre alimentación, actividad física, sedentarismo, sueño y hábitos tóxicos, así como medidas antropométricas, que revelaron que el 14,1 % de los alumnos participantes tenía sobrepreso u obesidad.

La calidad de la dieta se determinó en función del número de comidas, el tiempo entre ellas y su duración, entre otras variables; y se analizó después la relación de la dieta con la actividad física, el sedentarismo, los hábitos tóxicos y el sueño.

El estudio concluyó que los alumnos que desayunan solos tienen más riesgo de padecer sobrepeso u obesidad y se observó además diferencias específicas en función del sexo.

Así, en los hombres se asoció el riesgo de exceso de grasa corporal con un nivel de actividad física bajo o moderado, saltarse el desayuno o hacer un desayuno frugal y no realizar un número de comidas adecuado. En el caso de las mujeres, las variables fueron un consumo de alcohol moderado o alto y una duración inadecuada del sueño.

Estas diferencias por sexo «deberían tenerse en cuenta a la hora de plantear intervenciones de prevención», concluye universidad vasca en una nota de prensa. EFE


Compartir

Dejar respuesta