(EFE).- La Asociación Clara Campoamor recurrirá en alzada al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) el archivo de la queja contra la jueza de Violencia sobre la Mujer número 1 de Vitoria, María del Carmen Molina Mansilla, por el trato dado a una víctima de la violencia machista.

La Asociación Clara Campoamor pidió al CGPJ que suspendiera o apartara de su cargo a la magistrada por su «constante vulneración de derechos» de mujeres víctimas de violencia de género.

En la denuncia, esta asociación señaló que el 16 de febrero una mujer interpuso en la comisaría de la Policía Local de Vitoria una denuncia por maltrato habitual físico y psíquico en el ámbito de la violencia de género, la cual incluía dos agresiones sexuales y solicitaba además una orden de protección.

Durante su declaración, según la citada asociación, la jueza Molina le preguntó si «opuso resistencia a las agresiones». También le dijo textualmente: «¿Cerró bien las piernas, cerró toda la parte de los órganos femeninos?».

Finalmente el CGPJ anunció ayer el archivo de las diligencias informativas contra la jueza por entender, entre otras consideraciones, que hay que valorar dichas expresiones en el contexto de la necesidad de concretar los hechos y que «si aparecen descontextualizadas pueden considerarse en su caso poco afortunadas», pero no suponen «reproche disciplinario por desconsideración».

En un comunicado difundido hoy, la asociación Clara Campoamor ha señalado que recurrirá «en alzada» el archivo de la queja porque, según su presidenta, Blanca Estrella, es «inasumible» que se justifique el comportamiento de la magistrada.

«Una falta de respeto así demuestra una carencia absoluta de la más mínima aptitud y formación para tratar con mujeres víctimas», ha argumentado Estrella.

Ha opinado que no se pueden amparar «en ningún caso» acciones como ésta y ha acusado al CGPJ de «estar más pendiente de justificar y minimizar la gravedad de la actuación de uno de sus miembros que en esclarecer y depurar las responsabilidades aumentando la creencia popular de impunidad de la judicatura».

La presidenta de la asociación ha criticado que la resolución del CGPJ «copia y pega todo lo que dice la magistrada denunciada sin haber oído siquiera a la mujer».

A su juicio, es «totalmente injustificable» tras las últimas reformas legales sobre los derechos de las víctimas que ni siquiera se haya escuchado a la mujer y que no se haya pedido perdón o disculpas por lo sucedido.

La asociación Clara Campoamor ha revelado que tiene constancia de que existen más quejas tanto escritas como orales «por la conducta indebida de la magistrada».

También la presidenta de la organización ha agradecido el apoyo recibido por numerosos colectivos, entidades, organismos y redes sociales que trabajan por lograr una igualdad de género «todavía sin alcanzar».



1 Comentario

  1. Que se ocupen de este asunto y dejen de hacerlo en los cientos en los que sin necesidad de abrir mucho los ojos somos testigos a diario en esta ciudad… dice mucho de este tipo de asociaciones a las que se les llena la boca hablando de los derechos de las mujeres…. BUENO, SERÁ SÓLO DE ALGUNAS.

Dejar respuesta