entreseccion_noticia

Las cocheras del autobús eléctrico inteligente (BEI) de Vitoria y de la flota de autocares municipales de Tuvisa ocuparán una superficie aproximada de 52.000 metros cuadrados y se construirán en dos fases con un coste total de 23,5 millones de euros.

Euskal Trenbide Sarea ha entregado este miércoles al Ayuntamiento los proyectos constructivos de ambas fases. La primera se centrará en construir las instalaciones necesarias para unidad funcional de carga del autobús inteligente. Tiene un presupuesto de 5,5 millones, un plazo de ejecución de 8 meses y se licitará el año que viene.

La nueva infraestructura se ubicará en la parcela del Ayuntamiento que actualmente alberga los viveros municipales. De la superficie total, 16.000 metros cuadrados serán para la citada unidad de carga. Habrá espacio para los 13 autobuses eléctricos así como un taller mecánico y lavaderos.

En una fase posterior, se acometerá la construcción de las cocheras, talleres y nuevo edificio administrativo de Tuvisa. Tendrá dos plantes y, además de oficinas y vestuarios, contará con un almacén y un taller. Las zonas de limpieza serán comunes a todos los autobuses.

Se ha tenido en cuenta la futura electrificación de toda la flota y por ello la zona cubierta de andenes, con capacidad para 110 autobuses, tendrá una marquesina de 10.029 metros cuadrados en la cual se instalarán paneles fotovoltaicos para maximizar la eficiencia energética.

El acceso peatonal se efectuará desde la Calle Juan Crisóstomo de Arriaga y el acceso rodado para los autobuses desde la Avenida del Zadorra, alejando el tráfico de autobuses de las viviendas más próximas. El presupuesto base de licitación de esta segunda fase es de 17,8 millones. El plazo de ejecución es de 9 meses.

ETS está además trabajando en el proyecto para reorganizar el tráfico en la rotonda de América Latina, cuya redacción tiene un coste de casi 600.000 euros.


Compartir

Dejar respuesta