Años investigando: Detenido por agresiones sexuales

Una investigación de la Ertzaintza ha permitido esclarecer dos agresiones sexuales cometidas en Leioa en 2015 y 2017, gracias al trabajo constante y metódico de la policía vasca y a los análisis efectuados en la Policía Científica que han confirmado la coincidencia del perfil genético de un hombre con el del autor de las agresiones.

El sospechoso, de 49 años de edad y residente en Bizkaia, ha sido detenido este pasado martes y puesto ayer a disposición judicial en el Juzgado de Getxo, donde se decretó su ingreso en prisión provisional sin fianza.

Agentes adscritos a la Sección Central Delitos contra las Personas, de la Jefatura de Investigación Criminal y Policía Judicial de la Ertzaintza detuvieron este martes a un varón en el aeropuerto de Loiu. 

El detenido, de 49 años de edad, está acusado de ser el autor de dos agresiones sexuales en la zona de Óndiz, Leioa (Bizkaia), en el año 2015 y en el año 2017, sobre una mujer y una menor, respectivamente. En ambos casos existían sendas muestras de semen que fueron analizadas y arrojaron como resultado una coincidencia entre ambas.

Las primeras indagaciones fueron realizadas por la Ertzain-etxea de Erandio, sin embargo, tras confirmarse la existencia de al menos dos coincidencias de ADN en dos víctimas distintas, la investigación fue asumida por Sección Central de  Delitos Contra las Personas de la Jefatura de  Investigación Criminal y Policía Judicial de la Ertzaintza, unidad especialista en agresiones sexuales en serie y encargada de la monitorización de todas las denuncias presentadas por delitos contra la libertad sexual en el ámbito de la CAE.

Durante todos estos años, los agentes de la Ertzaintza han investigado a más de una decena de sospechosos con características físicas similares a las proporcionadas por las víctimas.

Como resultado de esa labor de monitorización y seguimiento de las investigaciones realizadas en cada Ertzain-etxea, el pasado 17 de junio se advirtió una detención realizada por agentes adscritos a la Ertzain-etxea de Erandio, por un presunto delito de abuso sexual (tocamientos) sobre menor de edad.

Se observó que el autor de estos hechos guardaba similitudes físicas con el retrato robot del autor de las agresiones referidas anteriormente.

Además, los agentes de investigación de la Ertzain-etxea de Erandio, conocedores también del caso del agresor sexual en serie de Óndiz, igualmente pensaron en él como sospechoso de las agresiones, por lo que se motivó una entrada y registro en su vivienda y en su vehículo, en el que se obtuvieron diferentes evidencias que pudieran estar relacionadas con las agresiones. Durante la instrucción de las diligencias, el detenido, en presencia del letrado de oficio que le asistió a lo largo de su detención, permitió voluntariamente que se le tomaran muestras biológicas.

Una vez analizada la muestra genética, la Policía Científica de la Ertzaintza confirmó a la unidad instructora la coincidencia entre el perfil genético del detenido y las muestras de ADN del autor de las agresiones de Óndiz obtenidas de la ropa de las víctimas. Una vez realizadas diversas comprobaciones de investigación sobre el ahora detenido, el 19 de julio, martes, se procedió a su detención siendo puesto a disposición del Juzgado de Instrucción nº 1 de Getxo, que ayer miércoles decretaba en un auto la prisión provisional para el detenido.

La Ertzaintza continúa con las investigaciones con el objetivo de determinar si el detenido puede haber sido autor de otras agresiones con Modus Operandi y tipología victimal similar, ya que desde la Sección Central de Delitos contra las personas no se descarta que pudieran aparecer nuevas víctimas.



2 Comentarios

Dejar respuesta