mayores aislados vitoria

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha entregado a la Fiscalía Superior del País Vasco un informe crítico con la falta de medidas de prevención en las residencias de mayores, donde han denunciado que se concentran el 40 % de las muertes por Covid, tanto en la primera como en la segunda ola del coronavirus.

Ha sido un grupo de quince pensionistas representantes del movimiento el que se ha entrevistado en el palacio de Justicia de Bilbao con la fiscal superior, Carmen Adán, durante una hora.

Tras el encuentro, han recordado que ya al inicio de la pandemia, en marzo, la fiscalía de Álava abrió diligencias por la situación en las residencias de mayores.

Según los pensionistas, la fiscal les ha explicado que debía mantener discreción sobre estas actuaciones del órgano que dirige, y que hay una persona en la fiscalía que es quien coordina las diligencias sobre el coronavirus, a la que va a remitir el informe que le han presentado.

Animan a denunciar

Los pensionistas han admitido que no tienen «grandes esperanzas» de que la fiscalía actúe de oficio, por lo que han animado a las personas afectadas por la situación en las residencias y a sus familiares a que presenten denuncias si consideran que ha habido fallos en la atención recibida.

El documento que han entregado a la fiscal superior recopila información de los tres territorios, recogida de medios de comunicación y testimonios de familiares de personas que se encuentran en residencias y de trabajadores de los centros.

Los pensionistas han recordado que en la primera ola del coronavirus el 38 por ciento de las personas que fallecieron en Euskadi eran usuarios de residencia de mayores.

«Nos escandalizábamos con esas cifras, y ahora, con la segunda ola, el porcentaje se mantiene: de 56 personas fallecidas, tenemos 21 o 22 que han muerto en residencias; estamos en el mismo porcentaje. ¿Qué ha pasado? Algo ha fallado, no se han tomado las medidas que se decía que se iban a tomar», han señalado.

Los portavoces de este colectivo han sostenido que «el lehendakari, la consejera de Salud, nos dicen que la culpa es de la gente joven que sale. Evidentemente habrá una parte de la ciudadanía que se porta mal, pero tampoco se puede decir que nosotros (las autoridades) lo hacemos bien».

«¿Cómo es posible que las personas confinadas en residencias sigan muriendo contagiadas por la Covid?», han preguntado «al lehendakari, a la consejera y a los diputados generales».

Tras la cita con la fiscal, el Movimiento de Pensionistas ha retomado sus habituales movilizaciones de los lunes, las primeras pasadas las vacaciones de verano.

Las concentraciones estaban convocadas en las tres capitales vascas y en Pamplona, además de en otras 70 localidades de Euskadi y Navarra.

En Bilbao han regresado a las escalinatas del Ayuntamiento, donde una vez más han acudido varios cientos de pensionistas. EFE


Compartir

Dejar respuesta