El ascensor de la calle Correría ha amanecido roto y sin funcionar. Ese que da acceso a la zona de la Catedral.

Parece que ha podido ser por vandalismo, aunque la Policía deberá confirmarlo.

Un lector nos envía las fotos y confirma que algún turista infantil estaba con la lengua fuera subiendo escaleras.

La obra del ascensor se realizó en 2014 junto a los accesos de rampas mecánicas.

Cuando alguien del Ayuntamiento se despierte esta mañana, que se de una vuelta para arreglarlo.

captura-de-pantalla-10571

 

 


Compartir

Dejar respuesta