estacion autobuses vitoria-gasteiz

Alrededor de las ocho y media de la tarde de ayer, miércoles, se recibió aviso de que se habría cometido un robo entre pasajeros de la línea de autobús Vitoria-Pamplona, y que el vehículo se encontraba parado en una estación de servicio de la localidad de Elburgo.

Una de las dotaciones policiales desplazadas al lugar encontró en las inmediaciones de la estación de servicio a un joven caminando  por el arcén, que se correspondía con la descripción facilitada del presunto autor del robo en el autobús.

Los agentes le hicieron indicaciones para que se detuviera a las que hizo caso omiso lo que les obligó a reducirlo. En su poder se encontró un teléfono móvil y una pequeña cantidad de marihuana.

Seguidamente se acercaron al autobús y allí una de las pasajeras explicó a los ertzainas que el sospechoso le había sustraído la cartera y el teléfono móvil, y que al percatarse ella de lo sucedido le había exigido que le devolviera sus pertenencias produciéndose un altercado en el que, el ahora detenido, agredió tanto a la víctima como a otros dos pasajeros que acudieron en su auxilio.

Asimismo esta mujer les confirmó que el teléfono móvil que habían ocupado los policías al joven era de su propiedad. Ante esta declaración, corroborada por varios testigos, se procedió al arresto de este varón.

Hospitalizado

Por otro lado, una de las personas que había tratado de ayudar a la chica y que también resultó agredida fue atendida por el personal sanitario de una ambulancia y, finalmente, se decidió su traslado al hospital de Txagorritxu.

14 detenciones anteriores

El detenido, de 19 años, tiene numerosos antecedentes con diferentes cuerpos policiales, en su historial con la Ertzaintza constan un total de catorce detenciones. El arrestado ha sido puesto hoy a disposición judicial.


Compartir

6 Comentarios

  1. Quizá haya que empezar a pedir responsabilidades a los jueces, a los políticos y a todos los demás que dejan libre como el viento a tanto tocanarices y tocabolsillos.

  2. No entiendo por qué nos quitan dinero vía impuestos para pagar a la policía por protegernos, si poniendo en riesgo su integridad física hacen su trabajo, y lo deshacen al momento los jueces de turno. ¿Con qué motivación van a intervenir en futuras ocasiones? ¿Cuantas veces tienen que arriesgarse en la detención de un delincuente para que vean satisfecho el fin de su trabajo? ¿Para qué nuevas promociones de policía? ¿Para que los delincuentes se rían de más agentes?Es vergonzoso. Ni en la época de las cavernas o de las tribus ocurría algo parecido.

  3. En poco tiempo tendrá más detenciones que años vividos e infinitamente más dinero público vasco gastado en él que el que haya generado por su trabajo productivo, que, obviamente, será inexistente.

Dejar respuesta