Un grupo de mujeres, con la cara tapada, ha tratado de cortar el Paseíllo de los blusas a la vuelta de los toros en Vitoria para protestar por un incidente ocurrido el pasado día 5 con algunos miembros de una cuadrilla que llevó tintes machistas.

El día de La Blanca hubo una chica que denunció el comportamiento de algunos blusas cuando sacaba dinero en un cajero automático de la calle Postas. Algunas fuentes lo califican de machismo verbal y otras de agresión sexista.

Detrás de la actuación de hoy durante el Paseíllo está un colectivo feminista que ha llegado hasta el grueso de los blusas tratando de evitar que avanzara el grupo. Ha habido algún empujón, pero la cosa no ha ido a mayores, según testigos presenciales.



Dejar respuesta