Un ciudadano alertó ayer a los bomberos de que podía haber una persona en el río Zadorra. Acudieron al punto indicado y comprobaron que se trataba de un tronco, por lo que no realizaron actuación alguna.

La intensa lluvia caída ayer y el recuerdo de anteriores inundaciones pone en alerta a los ciudadanos que terminan confundiendo situaciones. Pero mejor así, porque habrá quedado todo en un susto.


Compartir

Dejar respuesta