Se derrumba un puente que unía Logroño con Álava

La Diputación de Álava y el Ayuntamiento de Logroño han acordado crear una mesa de coordinación para los trabajos de conservación del puente romano Mantible sobre el río Ebro, que une los términos municipales de Logroño y de la localidad alavesa de Lanciego.

Dos delegaciones encabezadas por la diputada foral de Cultura y Deporte de Álava, Ana del Val, y por el alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, se han reunido en Vitoria para abordar la gestión y restauración de este puente que une el barrio de El Cortijo, de Logroño, y Assa, en la localidad de Lanciego.

Aunque cada parte del puente es independiente administrativamente, ambas instituciones consideran que, en términos históricos, es un conjunto, ha explicado la Diputación alavesa al término de la reunión, que ha recordado que este puente pudo servir como paso de un ramal que comunicaba la vía que discurría por la margen derecha del Ebro, entre Varea y Miranda, con ciertas poblaciones del curso alto del río, en la otra orilla.

Las dos instituciones seguirán por lo tanto con sus planes de conservación de cada una de las partes y crearán una mesa de coordinación para tratar no solo los planes y fechas de cada actuación, sino también para dar visibilidad a «un conjunto patrimonial de primer orden».



Dejar respuesta